miércoles, 3 de junio de 2009

CARTAS DE RECUERDOS





Levantó su rostro apartando los ojos del papel que sostenían sus temblorosas manos. Su expresión era algo que no podría definirse con palabras. El desconcierto se desbordaba de su mente, deslizándose entre los pliegues de su razón. No lo podía creer. No podía comprender. No podía perdonarse. Se sentía miserable, triste, asustada. Decepcionada de sí misma. Él debía estar tan dolido. Tan resentido. Cómo había conseguido seguir adelante, a su lado. Era tan horrible haber olvidado todo aquello. Sus recuerdos se iban borrando, se esfumaban de su cabeza, como si se arrancaran las hojas de un libro. En poco tiempo sólo quedarían las pastas de cartón, huecas. Como ella.
Iba a sumirse en la desesperación, cuando se dio cuenta que no tenía demasiado tiempo. Cuánto duraría este momento de lucidez. Necesitaba darse prisa. Mucha prisa. Debía recompensarlo. Debía decirle que lo amaba sólo a él, antes de que su enfermedad le robara de nuevo su amor. Antes de que le quitara su primer encuentro, su primer beso, su primera noche, sus peleas, sus reconciliaciones, sus abrazos.


Él llegó a casa. Se debatía entre el deseo de verla, de poder sentirla cerca, y el desgarro que le producía que lo confundiera con otra persona, incluso con otros hombres que habían estado en su vida antes que él. Cuándo, alguna mañana tras el desayuno le decía lo mucho que lo amaba, realmente ¿a quién se lo decía? Se le dañaba el alma sólo de pensarlo. Pero no podía dejarla.
Cruzó el umbral de la puerta, con su sonrisa colocada en los labios. Sus ojos se encontraron con una imagen sorprendente y hermosa. Todas las paredes de su casa estaban cubiertas con su pequeña letra. Sus trazos le traía de vuelta la mujer de la que se había enamorado. Cada una de esas hojas apresaba uno de los recuerdos compartidos. No los había olvidado, solamente no podía recordarlos, pero seguían allí, dentro de ella. Como también estaban dentro de él.
Se detuvo en cada una de sus palabras, dejando que le invadiera aquella sensación olvidada y dando aliento a su maltrecho corazón.
De repente algo lo sacó de su entusiasmo. ¿Dónde? ¿Dónde estaba ella?


La última carta estaba sobre la mesa de la cocina, doblada y vuelta a doblar. Era su tierna despedida. Húmeda, porque las lágrimas habían hecho mella en alguna de sus redondas letras.

Mi amor, tengo miedo. No sé hasta cuando dure este instante de amarga felicidad, que me ha hecho revivir. No quiero que veas como desaparezco en vida, es como si de mí sólo quedara el envoltorio pero no hubiera nada dentro. No es justo para ti, y no puedo soportar la idea de hacerte daño. Sólo quiero que sepas que los momentos que vivimos existieron de verdad y que eres tú lo que más anhelo retener, lo que más me duele dejar. No vengas tras de mí, déjame creer que mis palabras te acompañarán, porque ellas son lo único que puedo ofrecerte, sin dañarte.
Siempre te querré…


El escrito parecía inconcluso, un trazo de bolígrafo se extendía desde la última “e”, como si no hubiese podido recordar a quién iba dirigida aquella carta…...
..
Hasta la próxima desconexión!!!!!!!!
..
PD Ya estoy de vuelta. Quiero pasarme por todos vuestros blog, tenedme paciencia que estaré al día enseguida!!

24 comentarios:

Darthpitufina dijo...

Me recuerda a El diario de Noah, es un texto muy bien trabado, me gustó.

Una sonrisa

susana dijo...

Me ha encantado tu relato. En realidad muchas veces me pregunto cómo debe sufrir la persona que es consciente del principio de us detedrioro mental. ¡¡¡Qué sufrimiento!!!

Möbius el Crononauta dijo...

Buen regreso de tus escritos tan lindos. Tómate tu tiempo, que nuestros blogs no corren... creo.

Saludos

Cecy dijo...

Como extrañe tu relatos mi querida Casti.
Hermosos como siempre.

Besos.

el Rafa dijo...

Debe ser doloroso saber que estas perdiendo la conexión con la realidad...

Excelente texto.
Beso

Alexander_Moody dijo...

Se te echaba de menos !!!

Bss.

Castigadora dijo...

DARTHPITUFINA: Bueno yo me inspiré más en A moment to remember. Me alegra que te guste.
Besos

SUSANA: Imagino que darte cuenta debe ser desesperante (aquí entiendo lo de la ignorancia da la felicidad, al menos no da la infelicidad, no?)
Besos

MÖBIUS: Gracias. Espero que no corran, porque sino tendré que calzarme las zapatillas y salir detrás a toda leche!
Nos vemos. Besos

CECY: Como siempre gracias por estar ahí. Yo también los extrañé a ustedes!
Besos

RAFA: Lo peor es darte cuenta del daño que le produce a las personas que siguen a tu lado, no crees?
Besos

ALEXANDER: Que majo! Yo también te echaba de menos. Pasaré en breve por tu casa a hacerte una visita.
Besos

tetealca dijo...

Desgarradora historia, que tristemente se suele dar a menudo en la realidad.
Me alegro que estes de vuelta.
Un abrazo.

Ipnauj dijo...

A veces, las despedidas unen más que la permanencia.

Un gran saludo.

Castigadora dijo...

TETEALCA: Gracias por encontrar un rato y pasarte, de verdad es un detalle.
Es triste pero es hermosa en su tristeza
Besos y ánimo

IPNAUJ: Eso si que es triste no te parece?

Saludos

MentesSueltas dijo...

Hola Castigadora, estoy de viaje y no tengo todo el tiempo que deseo para mis visitas.
Dejo este mensaje para decir presente.

Abrazos
MentesSueltas

jordicine dijo...

A mí me ha recordado a un par de películas. Una de ellas, no es demasiado buena, pero la idea es ciertamente interesante, es "50 primeras citas". La memoria juega malas pasadas. Un beso y hasta pronto, CASTIGADORA.

Silvio dijo...

Durísimo...

(Tanto tiempo querida Castigadora)

Mis cariños

jonceltic dijo...

:/ Somos un poco "Boabdiles". celebro tu vuelta Casti .

matriarca dijo...

Casti, que historia tan bonita. Me gusto mucho, te echaba de menos.

Eres la mejor. Besos

eSadElBlOg dijo...

no te comenté ya??? me pareció desgarradora la idea de que tu pareja te comfunda en la vejez con otros amores. Brutal.

mas de mi que de... lirio dijo...

Con talento se nace y tu sin duda lo tienes.
Aunque este no sea de los que mas me llegue, es sin lugar a duda uno de los mas tristes y con una claridad de lo cotidiano, real pero por suerte a casi todos ajenos que se nos pasa.

Gracias una vez mas y mil besos desde mi alma.

Castigadora dijo...

MENTES SUELTAS: Espero que lo estes pasando genial!!
Besos

JORDI: Esa no la vi, pero me parece una idea original.
Besos

SILVIO: La verdad que sí, bastante. Pero intentaré estar más disponible ahora.
Besos

JONCELTIC: Y Yo celebro que vengas a verme
Besos

MATRIARCA: Siempre presente, aunque no lo parezca. Seguiré por estos lares.
Besos

ESADELBLOG: Más desgarrador es aun, cuando no es a la vejez. Mucho tiempo sin saber de ti. Me alegra leerte
Besos

LIRIO: Espero que siga siendo ajeno a la mayoría de nosotros. Talento no tanto, pero me permite teneros cerca!
Besos

Ñoco Le Bolo dijo...

Con la mirada que no desconecta ni castiga…

Terrible enfrentarse día a día al hecho de que pequeños olvidos o descuidos puedan ser el inicio de algo. ¿Y si olvidamos lo amada o que nos aman?
Excelente reflexión.

...besos eléctricos

CR & LMA
____________________________

la kolorada siniestra dijo...

Siempre pienso en lo dificil que esser entender que por razones de salud (alzaimer por ejemplo) personas a las que uno ama pierdan sus recuerdos, que no sepan que es lo que lo unió al otro, porque está ahi.

Lamentablemente en la familia eso está pasando y es muy triste, se vive todo el tiempo con el temor y la angustía de no saber hasta cuando el otro te va a reconocer.

Me pegó duro tu relato.

Castigadora dijo...

ÑOCO: Es un miedo que no quiero enfrentar! Me parece aterrador perder los recuerdos lo que has vivido, que te queda entonces?
Besos

KOLO: Siento muchísimo oir eso. Lo único que puedo decir es que los que están sanos deben atesorar los recuerdos que él/ella no puede guardar.
Un beso muy grande guapa. Siento que te haya golpeado el relato.

CECILIA dijo...

Ah que lindo, eso de que alguien dice por ahi de la peli 50 primeras citas..... mmmmmmm no es tan dulce como tu relato pero es parecido.

Te has dado cuenta que me gustan mas las historias un tanto tristes?

kamsa hamnida chingu.

Saludos desde la distancia.

Castigadora dijo...

CECILIA: Si te soy completamente sincera, esto está inspirado en A moment to remember! Una peli también asiática, que si no has visto te RECOMIENDO MUCHISIMO, posiblemente sea mi película favorita!

Saludos chingú!

CECILIA dijo...

Gracias chingu, no la he visto y la pondré en mi lista de pendientes que me has recomendado.


Saludos chingu