domingo, 27 de diciembre de 2009

CONCURSO DE CANCIONES (II)


Aqui os traigo las soluciones a las incognitas del concurso de canciones! Algunas fueron acertadas, otras no. Pero cuando veáis los títulos sabréis que eran muy fáciles! Menos las últimas, que francamente las puse para reirme un rato, porque no creo que haya nadie que conozca, ni las canciones, ni los artistas!!

Antes de nada y aunque un poco tarde

OS DESEO FELICES FIESTAS Y PRÓSPERO AÑO NUEVO. QUE EL 2010 SIGAMOS VIÉNDONOS Y DISFRUTANDO DE NUESTRA MUTUA COMPAÑÍA. BESOS PARA TODOS Y QUE SEAN FELICES!!!


CANCIONES EN ESPAÑOL:


si alguna vez no brindo siquiera por tonterías,

brindaré con silencio por la fortuna perdida.

brindaré muy en serio por una vez en la vida,

brindo hasta la cirrosis por la vacuna del sida.

(Salud Dinero y Amor- Los Rodríguez)


Pues mi alma volaba a tu lado

Y mis ojos decían cansados, si que eras tú

que eras túque siempre serás tú

Lo siento muchola vida es así

no la he inventado yo

(El jardín prohibido – Eddie Santiago)


Y ahora que regresa

un año después

en el mismo tren

sigue sin comprender

por qué tenemos que luchar

si queda tanto amor vencido por ganar,

y tanto amor vencido que tiene

(Por bandera- Alejandro Sanz)


que domina al hombre

con sus danzares

con las caderas

(Hechicera- Maná)


ojos que aprendan a mirar,

labios que quemen,

sabios que enseñen a besar


(Delirium Tremens –Sabina y Paez)


La luz del sol gritaba tu nombre tan lejana,

tus párpados trataban de no oir la llamada

(Y no amanece- Los Secretos)


Se alejó de mi en un atardecer

con un beso a flor de piel

y al decir adiós,

poco antes de partir , me entregó


(La estrella de David- David de Jugares)


He oido que la noche es toda magia
Y que un duende te invita a soñar
Y sé que últimamente apenas he parado
Y tengo la impresión de divagar


(Maldito duende- Héroes del Silencio)


No abuses de mi inspiración,
No acuses a mi corazón
Tan maltrecho y ajado
Que está cerrado por derribo


(Nos sobran los motivos- Joaquín Sabina)


Era tan dura
Como la piedra de mi mechero
Me asaltan dudas
De si te quiero
Eres tan fría hay como el agua
que baja libre de la montaña


(El violinista en el tejado- Melendi)


Y hoy ya lo ves vienes a mí

a ofrecerme ese amor

que le dio a un corazón

tres heridas de muerte


(Tu y la mentira- José Alfredo)


Escogiste a la más guapa y a la menos buena
Sin saber como ha venido te ha cogido la tormenta


(Soldadito Marinero- Fito y Fitipaldis)


...maquina del sexo
dice cuando se hace, dicta como se hace
y a la hora que le convenga
el demonio en casa no quiere salir


(El demonio en casa- Ricardo Arjona)


Y aquí le dejo a su hija

Y se te he visto no me asuegro

Y ante usted cae mi sombrero

Por tener tanta paciencia

Porque se que mi apariencia

No es mejor que mis modales

Pero que quiere que haga

Yo me he criado en las calles

Donde no vale la pena

El cuidar cada detalle

Y el juzgar por lo que piensan los demás

Es de cobardesPor lo menos yo soy claro

Tirandito a transparente

Puedo tener mala pinta

Pero no soy mala gente

(Curiosa la cara de tu padre- Melendi)


Yo no quiero que me des tu amor

ni una seria relación

no quiero robarte el corazón

yo no quiero que llores por mí

cuando no esté junto a ti

y ahora préstame atención

tan sólo quiero tu calor


(Cuando brille el sol- La Guardia)


Donde brillan los mares y sopla fuerte el viento

En un viejo balcón frente al golfo de Sorrento

Un hombre abraza a una mujer sin contener el llanto

Se despide una vez mas y vuelve a empezar el canto


(Carusso- Pavarotti)


Ni patria ni bandera
ni raza ni condición
ni limites ni fronteras
extranjero soy¡¡¡


(El extranjero- Bunbury)


Entre el suelo y el cielo hay algo

Con tendencia a quedarse calvo

De tanto recordar
y ese algo que soy yo mismo
es un cuadro de bifrontismo
que solo da una faz
la vara vista es un anuncio de signal
la cara oculta es la resulta
de mi idea genial de echarte...


(Me cuesta tanto olvidarte- Mecano)


Estoy llorando en mi habitación
Todo se nubla a mi alrededor
Ella se fue con un niñato pijo
En un Ford Fiesta blanco
Y un jersey amarillo


(Devuélveme a mi chica- Hombres G)


Orgulloso de estar entre el proletariado
es difícil llegar a fin de mes
y tener que sudar y sudar
"pa" ganar nuestro pan.
Éste es mi sitio, ésta es mi gente
somos obreros, la clase preferente
por eso, hermano proletario, con orgullo
yo te canto esta canción, somos la revolución


(El Vals del obrero- Ska P)


Pues resulta que era un rey

que tenía tres hijas,

las metió en tres botijas

y las tapó con pez,

y las pobres princesitas

lloraban desconsoladas,

y su padre les gritaba

que por favor se callaran


(Cuéntame un cuento- Celtas Cortos)


CANCIONES EN INGLÉS


Maybe I didn't treat you
Quite as good as I should have
Maybe I didn't love you
Quite as often as I could have
Little things I should have said and done
I just never took the time


(Always in my mind- Elvis)


You are the one for me I am the man for you
You were made for me you're my ecstasy
If I was given every opportunity I'd kill for your love
So take a chance with me let me romance with you
I'm caught in a dream and my dreams come true
It's so hard to believe this is happening to me
An amazing feeling coming through


(I was born to love you- Queen)


To really love a woman
Let her hold you -
til ya know how she needs to be touched
You've gotta breathe her - really taste her
Til you can feel her in your blood
N' when you can see your unborn children in her eyes
Ya know ya really love a woman


(Have you ever really loved a woman- Bryan Adams)


I don't wanna close my eyes
I don't wanna fall asleep
'cause i'd miss you, babe
And i don't wanna miss a thing
'cause even when i dream of you
The sweetest dream will never do
I'd still miss you, babe


(I Don´t want to miss a thing- Aerosmith)

But They Told Me

A Man Should Be Faithful

And Walk When Not Able

And Fight Till The End

But I'm Only Human

(Will you be there -Michael Jackson)

You may say I'm a dreamer

But I'm not the only one

I hope someday you'll join us

And the world will be as one

(Imagine- Lennon)


Why she had to go I don't know

She wouldn't say

I said something wrong

Now I long for yesterday

(Yesterday- Beatles)


I know that the spades are swords of a soldier

I know that the clubs are weapons of war

I know that diamonds mean money for this art

But that's not the shape of my heart

(Shape of my heart- Sting)


Since you've gone I've been lost without a trace

I dream at night I can only see your face

I look around but it's you I can't replace

I feel so cold and I long for your embrace

I keep crying baby, baby please


(Every breath you take- Sting)


ESTA SON PARA NOTA:


Don’t be livin’ two lives

No need to change for me

Tell me please, who are you?

Let me see who are you
Speak the truth, from your heart

Honesty works like charm

Tell me please who are you?

Don’t you know I love you?


(Who are you?- Winterplay)

As the lone wandering low wind
Loses it's way, breathing heavily,
I ease my sorrow in this world
With the raindrops of noon
If I collected love of a thousand years
Would it be enough to show my heart
At the end of the sky where the moonlight is sleeping
Today, I linger on again

(Thousand years of Love- DBSK)


Finding ways to take you back

Everyday I'm asking to myself

What's the reason that you turned your back to me?

How am I supposed to live?

(Sad tango- Jung Ji Hoon/Rain/Bi)


Hasta la próxima desconexión!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

domingo, 6 de diciembre de 2009

¿JUGAMOS? CON MÚSICA




Sí, estoy aquí porque he venido, como decía el humorista.


Después de un pequeño retiro (no me quedan horas al día para pensar en lo que escribir en este pequeño rincón, las desconexiones se me hacen cada vez más "caras", pero pondré todo mi empeño en que esto vaya tomando nuevamente un ritmo regular, promesa y propósito de Año Nuevo, que se acerca!) he decidido regresar con un pequeño "juego-desafio".


Uno de mis seguidores, llamémosle "el Ángel Martín de Ronda" (jaja, si con eso bastará para que se sepa quién es!) me dijo que deseaba que hiciera un post, nuevamente, de frases de películas, para que tuvierais que adivinarlas, y la idea me "ronda" la cabeza, pero debo dedicarle un poco más de tiempo. Así que hoy, y para variar un poco ese mismo post, el juego va de adivinar, sí, pero no frases de películas, sino canciones! Eso es.


Hay un apartado de canciones en español y otro en inglés. Son pedacitos de canciones, modernas, antiguas, de grupos, de solistas. Están elegidas un poco al azar, porque podía haber puesto muchas otras, pero si os entretiene, pues ya veremos...




Como la pasada ocasión pondré las letras y después habrá un post con los resultados! Esta vez es mucho más fácil, ya verán como casi se las saben todas!




SUERTE!!!




CANCIONES EN ESPAÑOL:

1. "Si alguna vez no brindo siquiera por tonterías,


brindaré con silencio por la fortuna perdida.


brindaré muy en serio por una vez en la vida,


brindo hasta la cirrosis por la vacuna del sida"




2. "Pues mi alma volaba a tu lado


Y mis ojos decían cansados, si que eras tú


que eras tú


que siempre serás tú


Lo siento mucho
la vida es así

no la he inventado yo"




3. "Y ahora que regresa


un año después


en el mismo tren


sigue sin comprender


por qué tenemos que luchar


si queda tanto amor vencido por ganar,


y tanto amor vencido que tiene..."




4. "...que domina al hombre


con sus danzares


con las caderas"




5. "...ojos que aprendan a mirar,


labios que quemen,


sabios que enseñen a besar..."




6. " La luz del sol gritaba tu nombre tan lejana,


tus párpados trataban de no oir la llamada"




7. " Se alejó de mi en un atardecer


con un beso a flor de piel


y al decir adiós,


poco antes de partir , me entregó..."




8. " He oido que la noche es toda magia


Y que un duende te invita a soñar


Y sé que últimamente apenas he parado


Y tengo la impresión de divagar"




9. " No abuses de mi inspiración,


No acuses a mi corazón


Tan maltrecho y ajado


Que está cerrado por derribo"




10. " Era tan dura


Como la piedra de mi mechero


Me asaltan dudas


De si te quiero


Eres tan fría hay como el agua


que baja libre de la montaña"




11. " Y hoy ya lo ves vienes a mí


a ofrecerme ese amor


que le dio a un corazón


tres heridas de muerte".




12. " Escogiste a la más guapa y a la menos buena


Sin saber como ha venido te ha cogido la tormenta"




13. " ...maquina del sexo


dice cuando se hace, dicta como se hace


y a la hora que le convenga


el demonio en casa no quiere salir"




14. " Y aquí le dejo a su hija


Y se te he visto no me asuegro


Y ante usted cae mi sombrero


Por tener tanta paciencia


Porque se que mi apariencia


No es mejor que mis modales


Pero que quiere que haga


Yo me he criado en las calles


Donde no vale la pena


El cuidar cada detalle


Y el juzgar por lo que piensan los demás


Es de cobardes


Por lo menos yo soy claro


Tirandito a transparente


Puedo tener mala pinta


Pero no soy mala gente"




15. " Yo no quiero que me des tu amor


ni una seria relación


no quiero robarte el corazón


yo no quiero que llores por mí


cuando no esté junto a ti


y ahora préstame atención


tan sólo quiero tu calor"




16. "Donde brillan los mares y sopla fuerte el viento


En un viejo balcón frente al golfo de Sorrento


Un hombre abraza a una mujer sin contener el llanto


Se despide una vez mas y vuelve a empezar el canto"




17. " Ni patria ni bandera


ni raza ni condición


ni limites ni fronteras


extranjero soy¡¡¡




18. "Entre el suelo y el cielo hay algo


Con tendencia a quedarse calvo


De tanto recordar


y ese algo que soy yo mismo


es un cuadro de bifrontismo


que solo da una faz


la vara vista es un anuncio de signal


la cara oculta es la resulta


de mi idea genial de echarte..."




19. " Estoy llorando en mi habitación


Todo se nubla a mi alrededor


Ella se fue con un niñato pijo


En un Ford Fiesta blanco


Y un jersey amarillo"




20. " Orgulloso de estar entre el proletariado


es difícil llegar a fin de mes


y tener que sudar y sudar


"pa" ganar nuestro pan.


Éste es mi sitio, ésta es mi gente


somos obreros, la clase preferente


por eso, hermano proletario, con orgullo


yo te canto esta canción, somos la revolución"




21. "Pues resulta que era un rey


que tenía tres hijas,


las metió en tres botijas


y las tapó con pez,


y las pobres princesitas


lloraban desconsoladas,


y su padre les gritaba


que por favor se callaran"




CANCIONES EN INGLÉS




22. "Maybe I didn't treat you


Quite as good as I should have


Maybe I didn't love you


Quite as often as I could have


Little things I should have said and done


I just never took the time"




23. "You are the one for me I am the man for you


You were made for me you're my ecstasy


If I was given every opportunity I'd kill for your love


So take a chance with me let me romance with you


I'm caught in a dream and my dreams come true


It's so hard to believe this is happening to me


An amazing feeling coming through"




24. " To really love a woman


Let her hold you -


til ya know how she needs to be touched


You've gotta breathe her - really taste her


Til you can feel her in your blood


N' when you can see your unborn children in her eyes


Ya know ya really love a woman"




25. " I don't wanna close my eyes


I don't wanna fall asleep'


cause i'd miss you, babe


And i don't wanna miss a thing'


cause even when i dream of you


The sweetest dream will never doI'd still miss you, babe"




26. "But They Told Me


A Man Should Be Faithful


And Walk When Not Able


And Fight Till The End


But I'm Only Human"




27. "You may say I'm a dreamer


But I'm not the only one


I hope someday you'll join us


And the world will be as one"




28. "Why she had to go I don't know


She wouldn't say


I said something wrong


Now I long for yesterday"




29. "I know that the spades are swords of a soldier


I know that the clubs are weapons of war


I know that diamonds mean money for this art


But that's not the shape of my heart"




30. "Since you've gone I've been lost without a trace


I dream at night I can only see your face


I look around but it's you I can't replace


I feel so cold and I long for your embrace


I keep crying baby, baby please






ESTAS SON PARA NOTA:




31. Don’t be livin’ two lives


No need to change for me


Tell me please, who are you?


Let me see who are you


Speak the truth, from your heart


Honesty works like charm


Tell me please who are you?


Don’t you know I love you?.


32. "As the lone wandering low wind

Loses it's way, breathing heavily,

I ease my sorrow in this world

With the raindrops of noon

If I collected love of a thousand years

Would it be enough to show my heart

At the end of the sky where the moonlight is sleeping

Today, I linger on again"


33. "Finding ways to take you back

Everyday I'm asking to myself

What's the reason that you turned your back to me?

How am I supposed to live?"


Hasta la próxima desconexión musical!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

domingo, 1 de noviembre de 2009

RESTAURANTE PARA TRES




El restaurante estaba completamente lleno. Las mesas distaban pocos pasos unas de otras. El ambiente era alegre y distendido, sonaba, muy bajo, "Caruso" por el hilo musical, la versión de Lucio Dalla y Pavarotti. El gerente tenía fama de ser una persona concienzuda en su trabajo, pero su secreto, era que se trataba de una persona observadora. Disfrutaba con su trabajo. Podía servir comida a las personas, propiciando encuentros, reencuentros, momentos para confraternizar, situaciones para reír y celebrar... Se jactaba de estar por delante de las necesidades que tendrían sus clientes. Todo ello era la consecuencia de llevar más de treinta años observando, desde la barra de su negocio, con un dulce vino blanco su mano y en su paladar.

Hoy estaba interesado en un joven hombre sentado a la mesa, solo. Esperando. Sentía curiosidad por su acompañante. Se le notaba nervioso, así que debía ser una cita. Pero lo que realmente le llamó la atención fue que, como si estuviera sacado de una telenovela, llevaba un libro y una rosa, que colocó firmemente en la esquina de su mesa, ¿Podía ser una cita a ciegas? No dejaba de mirar en todas direcciones, de la puerta al reloj, del reloj al libro, y vuelta a empezar. Aquello prometía ser interesante.
Eran las diez y diez de la noche, cuando la puerta del restaurante se abrió dejando pasar a una mujer morena, con el pelo corto y revuelto, que vestía elegantemente, pero de manera sencilla. No era especialmente llamativa, pero en el sonrojo de su rostro había algo realmente hermoso.
El gerente se había sorprendido a sí mismo, compartiendo la impaciencia con su cliente. Ahora empezaba todo. ¿Cómo acabaría?

Había llegado al restaurante veinte minutos antes de la hora y además ella parecía que se iba a retrasar. Estaba realmente excitado con la perspectiva de conocerla. Habían hablado unas cuentas veces por Internet, y parecía una mujer agradable. Era evidente que le importaría el aspecto que tuviera, y deseaba desesperadamente que le pareciera agradable. Se sentó frente a la puerta para poder verla entrar. Había llegado antes porque, posiblemente, podría evitar tener que saludarla completamente de pie. No tenía la suficiente confianza, su altura no era demasiado conveniente, no era un enano, pero su metro sesenta y siete, lo tenía completamente acomplejado. Se inclinaría un poco al recibirla pero no se podría de pie, lo había ensayado cientos de veces. Quería una oportunidad antes de ser rechazado, no era la primera vez. Cuando la vio entrar se sorprendió. Era una mujer adorable. De eso no había duda, pero además, acudió a la cita con unos ¡zapatos planos!. Eso le dio un poco más de confianza, creyó que era una señal.

¡Llegaba tarde! Ella nunca llegaba tarde. Si sólo no hubiera pasado eso con sus preciosos zapatos. ¿Qué mujer acude a una cita con unos zapatos planos? Podía sentir como su ropa no combinaba con los que llevaba puestos en ese momento. No es que fuera una persona obsesionada con su aspecto, ni con la moda, pero aquella era su primera cita en años y quería lucir lo mejor posible. La noche no había empezado nada bien. Incluso podía oler el vómito a pesar de que se había cambiado de zapatos y medias. Esa noche, realmente, no había empezado nada bien. Buscó la mesa, con el libro y la flor, no tuvo ningún problema para localizarla. Él estaba allí. Su última esperanza. Lo había decidido, si no salía bien, dejaría de intentarlo, ya no le quedaban fuerzas. Y la noche no había empezado nada bien. Creía que todo aquello era una señal. Su confianza estaba arruinada, al igual que sus caros zapatos de tacón.


Hasta la próxima desconexión!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

miércoles, 14 de octubre de 2009

ANIVERSARIO DE SECRETOS



Hoy (14/10/2009) hace dos años que se abrieron las puertas de esta pequeña casa de crujidos en mitad de la noche, de aires con fragancias especiales, de sonidos atemorizantes, de cuentos y cuentistas, de pequeños seres que luchan por salir a flote.


Hoy este blog cumple dos años. Y aunque al principio, su existencia no estaba predestinada, de la loca contribución de un amigo, se fue desarrollando este pequeño rincón de desahogos y desconexiones.
Aprovecho la ocasión para contestar un post que mi amiga “más de mí que de... lirio” me ha dedicado, en parte, en su maravilloso mundo de espejos. Ella escribía que deseaba conocer secretos de algunos de sus amigos blogger. Y más concretamente decía así:


De Castigadora (quiero conocer) su hechizo secreto para emocionarme escriba de lo que escriba. Por supuesto, a parte de agradecerle enormemente, lo que dejan entrever estas dulces palabras, quiero contestar, en la medida de lo posible, a su pregunta.


Permitidme la libertad y dejadme que os cuente un pequeño detalle sobre mí.


Mis primeras letras (por llamarlas de alguna forma) que salieron impresas y pudieron ser leías por personas ajenas a mi entorno, fueron publicadas en una revista estudiantil. Tendría unos quince o dieciséis años... En ese ambiente conocí a gente interesante, gente que estaba por pasar el rato, personas pedantes, personas elocuentes, y los que les gusta estar metidos en medio de todo. Uno de ellos, (y no pienso decir en que categoría de las anteriores se encontraba) una mañana nos preguntó a una amiga y a mí, por qué estábamos allí. No sabía muy bien que contestar (tampoco sé muy bien en que grupo de los anteriores estaba yo incursa) mi compañera dijo muy resuelta, que era por que le gustaba escribir. El muchacho, pongamos que un par de años mayor que nosotras, nos miró de manera “extraña”, con una media sonrisa, y torciendo el gesto, nos dijo:


Simplemente os gusta. No es algo que os arrastre, no es una necesidad.
En aquel instante apareció el coordinador y la conversación quedó ahí.


No es un capítulo especialmente importante en mi vida, seguramente ninguno de los otros personajes de la historia, serían incapaces de recordar tal situación, pero a mí se me quedó gravado en la memoria, y tal vez algo más.


Estuve bastantes años sin acercarme a los folios en blanco (bueno, eso no es del todo cierto, más bien, era algo privado, entre los folios y mis preciosos rotuladores, no públicamente) Pero siempre existía ese momento, una o dos veces al año, que desesperada buscaba un folio donde trazar unas palabras que se iban uniendo a otras, y a otras, hasta quedar claro que no iba a levantarme de allí hasta acabar con lo que se “cocinaba” en mi cabeza, abarrotada de pequeñas escenas, que no podían quedar engarrotadas allí dentro, como si no existieran, negándolas.


Retomando la pregunta de Lirio, debo decir, que no hay hechizo, es más bien una imperiosa necesidad de contar las historias que abarrotan mi mente. Aquellas que siento que perecerán si no las saco a la luz y que pueden asfixiar mi alma si las dejo escondidas demasiado tiempo. Aunque con el paso del tiempo he descubierto que mis escritos son más como pequeñas secuencias que se filtran en mis esquinas.


Si debo decir que es lo que me inspira, mentiría sino dijese que es la melancolía la mejor de mis armas y la que me hace sentir más a gusto a la hora de escribir. Pero con el paso de los dos años que llevo en esto, lo que realmente me ha traído nuevas alas, lo que me ha llenado la cabeza son los amigos, los relatos, los momentos que he compartido con personas a las que he conocido en estos lugares llamados blog, que nos acercan en las distancias más enormes, y nos enseñan nuestras similitudes y diferencias y nos agrandan el alma con ellas.


Hay muchos amigos que iniciaron este camino conmigo, y ya no están (como Tron, El Contrista, Doña Tecla, Su Señoría, Triciclo, ...), otros que sí (como Matriarca, Vuelo Libre, Darling, Kolo, Cecy, Lirio, Tetealca, Lunchete, Miguelo, Eli, Clodovico... y un larguísimo etc). Algunos que se han ido sumando poco a poco, hasta convertirse en verdaderas referencias para mí (como Jordicine, Ñoco, Herman, Arcángel Mirón, Malditos recovecos... y otro larguísimo etc) Si me dejé a alguien, que seguramente me dejo a alguien porque soy así, seguro que tendrá un lugar en otro post, porque de todos me llevo algo, de todos admiro algo.


El hechizo, LIRIO, sois todos vosotros y lo que hacéis.



Espero seguir viéndoos en las Próximas desconexiones!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

martes, 6 de octubre de 2009

ESPEJO


Vivía en una gran casa. Era una construcción antigua, completamente de madera. Bueno, todo lo completamente que podía ser para mantenerse en pie.

Le encantaba aquella casona, sus crujidos al subir por la escalera, el chirriar de sus puertas, el olor a humedad en el sótano. Pero lo que realmente le tenía cautivado era aquel espejo de madera que reposaba sobre la pared de su dormitorio. Sus bordes, sus reflejos. Desde que era un crío, podía quedarse horas y horas mirando aquel espejo, hipnotizado.


Con el transcurrir de los años pudo descubrir que no sólo le gustaba el espejo, sino el reflejo de sí mismo en él. Sí, era su reflejo lo que ansiaba ver.
Poco a poco, fue recubriendo los espacios vacíos de la casa, con pequeños y grandes espejos. Su reflejo lo acompañaba en cada momento. Conocía sus facciones desde cualquier ángulo.

Comenzó a llevar consigo un pequeño espejo de bolsillo, para poder admirar de cerca su rostro.


Ya todo en la casa había cambiado, todas las superficies, eran reflectantes, nada quedaba de los antiguos muebles que le acompañaban en su rutina diaria desde su niñez. Todo había quedado relegado en post de su nuevo y único amor, él mismo. Sí, podía decirse que se había enamorado de su propia reflejo.
Pero algo seguía molestándole, había un momento del día en el que no podía observarse. En que debía quedarse a solas sin la compañía de su rostro por doquier. Odiaba aquel momento, que no era otro que cuando sus ojos se cerraban para dormir.

¿Cómo podía solucionarlo? En un principio intentó mantenerse despierto, pero eso, además de no ser posible durante demasiado tiempo, no resolvía la cuestión, porque había descubierto que sentía curiosidad por saber como lucía cuando estaba durmiendo.

Colocó una cámara de video y se grabó, pero aquello tampoco era del todo satisfactorio. Era como si faltara algo, como si el hecho de estar grabado le quitara autenticidad, viveza, realismo. No era una grabación lo que deseaba.
Deseo y deseo, poder permanecer despierto a su lado mientras dormía. Tanto fue así, y tanta la frustración que sentía que una noche, consiguió desdoblar su alma, por encima de su dormido cuerpo.

Se elevó en mitad de la noche, sobre la cama, sintiéndose ligero, como una pluma. Se giró y pudo, por fin visualizar su sueño. Era tan hermoso, tan apaciguador. Tanto así, que deseó llorar, pero las almas no lloran, necesitan un cuerpo para ello, deseo reír, pero sus labios no se curvaron, deseo gritar, pero el alma no tenía voz.

Tenía una sensación extraña y quiso regresar a su dormido cuerpo, pero no lograba hacerlo, lo intentó del mil formas distintas, hasta la desesperación, hasta casi entrada la mañana.

En ese momento desvió la mirada de su rostro, y vio su reflejo en aquel antiguo espejo de madera, pero no era su reflejo, al menos no era el que esperaba ver. Sus ojos eran rojos, su tez blanca como la leche, su cara parecía hundida allí donde debían estar los roseados mofletes, sus labios finos, formando una delgada línea, tenían un color violáceo. Fue cuando descubrió, lo que estaba pasando. Aunque no sabía que había ocurrido en primer lugar, si había conseguido desdoblarse y un alma sin cuerpo no puede vivir, aunque desgraciadamente no sea lo mismo al revés y un cuerpo sin alma si que pueda hacerlo. O si la muerte había llegado antes y por eso había conseguido aquella separación incorpórea. Pero al fin y al cabo que importancia tenía eso ahora. Ya nada podía hacer al respecto.

Una idea lo sobrecogió. ¿Acudiría alguien a ver que le había pasado? Y lo que era peor ¿Estaría en ese estado para siempre? ¿Tendría que ver ese horripilante reflejo de sí mismo por siempre?
Intentó llorar pero un alma sin cuerpo, no tiene lágrimas...


PD: ¿Cual creéis qué es la moraleja de esta historia?


Hasta la próxima desconexión!!!!

lunes, 28 de septiembre de 2009

MÁXIMAS DE CONFUCIO


Supongo que sabréis que hoy es el aniversario de CONFUCIO (Que no?, son fechas que todo el mundo conoce!! ja) En conmemoración quería trascribir sus máximas. Que quieren que les diga, es que hay de todo un poco. Los que me leen a menudo, saben que es para mi una debilidad "coleccionar" reflexiones, frases, refranes... que me hagan pensar un poco, que me hagan reir, con las que estoy de acuerdo, con las que me indigno... Es una búsqueda de palabras que se entrelazan para formar, un pensamiento, un consejo, un recuerdo. Hoy las máximas de Confucio, me traen sentimientos encontrados.

Espero que las disfruten.


1"Cuando veas a un hombre bueno, trata de imitarlo; cuando veas a un hombre malo, reflexiona." (De los primeros a ver si ves alguno, de los segundos, nos pasaríamos la vida reflexionando no? Ojalá!)

2"Lo escuché y lo olvidé, lo vi y lo entendí, lo hice y lo aprendí." (Recuerdos: Mi profesor del colegio siempre nos lo decía)

3“Leer sin meditar es una ocupación inútil" (Sería bonito, si dejaramos de leer como papagayos, y pensaramos lo que estamos leyendo, ¿a quién no le ha pasado eso?)

4"El hombre superior gusta de ser lento en palabras, pero rápido en obras" (Los que hacen el metro en mi ciudad no deben ser hombres superiores)

5"El mejor indicio de la sabiduría es la concordancia entre las palabras y las obras" (Que bonito aspirar a eso, no? Alguien conoce a un político que sea sabio?)

6“El hombre más noble es digno, pero no orgulloso; el inferior es orgulloso pero no es digno” (Y yo que pensaba que era orgullosa y lo que soy es digna, ja)

7“Transporta un puñado de tierra todos los días y construirás una montaña”
(Esto es como el que arrastra un problema, todos los días hasta que lo convierte en una obsesión, no? Versión positiva: Trabaja poquito a poco todos los días y conseguiras algo grande. Esto es por lo que me gustan estas frases)

8"Si un pájaro te dice que estás loco, debes estarlo, los pajaros no hablan" (Esta me encantó. Siempre me dijeron que si tres personas te dicen lo mismo debe ser cierto, pero si te lo dice un pájaro, con uno basta, no?)

9"Nuestra mayor gloria no está en no caer jamás, sino en levantarnos cada vez que caigamos" (Y mira que es difícil. Esto me recuerda aquella frase: La huida nunca nos lleva a ninguan parte)

10"Los que respetan a los padres no se atreven a odiar a los demás" (Ojalá todos memorizáramos esta frase)

11"Las atenciones a los padres son en vida porque después sólo queda el culto" (Esta me dejó sin palabras. Que vuelva a respetarse a los padres es algo que tenemos pendiente)

12"Esperar lo inesperado. Aceptar lo inaceptable" (Esta frase realmente se percibe en un Juicio, en un Juzgado dos más dos nunca son cuatro)

13"Una casa será fuerte e indestructible cuando esté sostenida por estas cuatro columnas: padre valiente, madre prudente, hijo obediente, hermano complaciente." (Es una descripción de mi familia, jaja, sobretodo en lo de hijo obediente)

14"Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos" (Esto lo aprendemos todos con los "palos que nos da la vida" a que si? ¿Es pura desconfianza?)

15"Estudia el pasado para pronosticar el futuro" (Estate atento!!!)

16"Lo prudente no quita lo valiente." (Además, ayuda a no meter la pata)

17"El hombre sabio busca lo que desea en su interior; el no sabio, lo busca en los demás" (Y cuanto más nos fijamos en los demás más infelices somos)

18"No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti, ni te hagas a ti lo que no le harías a los demás " (Esta frase, debería ser un mandamiento, se evitarían tantos daños)

19"El campo es la fuente de toda la riqueza humana." (Sobretodo campos como el Bernabeu o el Camp Nou, no?)

20"No te rindas nunca si quieres volver a casa" (Eso es lo que deben decirles a los ciclistas para conseguir que estén seis y siete horas corriendo encima de una bici, porque sino no lo entiendo)

21"Sé como el sándalo que perfuma el hacha que lo corta" (Dicen que no hay nada que moleste más que ser amable con quien te odia)


Es una interpretación relajada y medio en broma de lo que pensaba Confucio, se admite toda clase de interpretaciones!!!!


Hasta la Próxima desconexión!!!!!

sábado, 19 de septiembre de 2009

ENTREVISTA (II)


-“Realmente quería poder explicarlo mejor pero, no hay palabras para expresar lo que sintió mi cuerpo, cuando comprendí que estaba enterrada en vida. ¿Sabe el terror que invaden tu cabeza cuando descubres que un edificio entero descansa sobre tu cuerpo?
Me temblaban las manos, y las rodillas, el corazón me latía en la garganta y los ojos se me llenaron de lágrimas. No había muerto y no sabía si aquello resultaría peor.
¿Cuánto podía aguantar allí? ¿Estaba sola, como parecía? ¿Me encontrarían a tiempo? Es más ¿me estaban buscando? ¿Podía alguien encontrarme en aquella situación?"

Su respiración empezó a ser de nuevo agitada y de sus ojos, completamente muertos, se desplomaron dos lágrimas, largo tiempo contenidas en la curvatura de sus párpados, pero su expresión seguía siendo lejana, ausente. Parecía que su cuerpo reaccionaba por sí sólo, independiente de su mente.
La entrevistadora no sabía que decirle, estaba empezando a calarle aquella historia.

-“Mis ojos fueron acomodándose a la falta de luz, mis pulmones se esforzaban por respirar aquel aire viciado, el gas había escapado de algunas tuberías y el polvo se colaba en cada respiración, rellenándome por dentro de residuos que pesaban en mi interior.
No podía oír nada salvo mi corazón desbocarse, nadie me acompañaba en mi agonía, estaba tan... desamparada, tan asustada... tan histérica ante lo que me esperaba... Pasaron varias horas, no sé cuantas, porque para mí el tiempo ya no tenía sentido, antes de que deseara ser alguna de aquellas personas cuya voz ya se había apagado. Si tenía que morir ¿por qué así? ¿Por qué aquella tortura?
Sentía como mi cordura empezaba a saltar como un cristal bajo presión, justo en aquel momento desee que se acabara allí, en ese instante. ¿Alguna vez has deseado la muerte, de verdad, con ansias, con desesperación, alguna vez?- y susurró para si- Lo hubiera hecho si hubiese podido mover mi cuerpo..."

La periodista no podía no responder, tenía un nudo en la garganta del tamaño de una naranja. Decían que la privación sensorial, que practicaban algunas agencias contra los terroristas podía equipararse a lo que sentían los enterrados en vida, si era así, era una tortura atroz, no podía ni imaginarlo...

-“A todo aquello, no poder prácticamente respirar, no poder moverme, sentirme totalmente privada de mis sentidos, y la enormidad de la soledad; se unía que no podía soportar la sed. Obviamente no había agua, ni nada parecido cerca de mí. Mis labios estaban secos, y empezaban a cuartearse debido a la falta de hidratación, así sabía que el tiempo iba pasando ¿cuánto tiempo es necesario, para que se agrieten los labios por falta de agua? Tampoco ayudaba que mis ojos se estuvieran desbordando a cada rato o el hecho de haberme desahogado sobre mis pantalones cuando había despertado en aquella tumba improvisada.
El ambiente, aceleraba mi necesidad de beber. Quise perder la consciencia, dejar que mi mente vagara a la deriva, perderme en algún rincón oculto, que me ayudara a dejar de lado las sensaciones, hasta que todas ellas desaparecieran para siempre, ¿cuánto podía quedar?"

-Pero hoy estás aquí, cuéntanos como fue ese momento- la recomendó la periodista, haciendo un esfuerzo por tragar saliva, pues su garganta, inexplicablemente también se había secado.

-“Es sorprendente que no pueda recordar claramente, esa parte. Hay pocas cosas que recuerde de esos momentos”

-Dinos que es lo que recuerdas.

-“... Se oían golpes... de repente... en medio de la nada que me rodeaba se empezaron a oír golpes. Me despertaron de mi letargo. En un primer momento no pude reconocer el sonido, no sabía que eran, mi mente reaccionó antes de que me diera cuenta. Intenté gritar, pero mi fuerza hacía mucho tiempo que me había abandonado, no podía ni separar los labios. El mero intento me hizo sentir dolor. Recuerdo que mi agotamiento mental y físico era tal que pensé que se trataban de alucinaciones. “Al final había perdido la cabeza” y lo cierto es que no me importaba. Me abandoné.
Comenzaron a llegarme voces, pero seguía pensando que todo era irreal, mentira. Una luz golpeó mi polvoriento rostro, pero mis ojos seguían cerrados. “Sólo era mi imaginación”.
Mi cuerpo se liberó del peso que lo oprimía y lo sentí ascender, de repente me alegré. Había llegado mi hora, me estaba yendo, el silencio había vuelto. Pero..."

Su silencio se prolongó por unos minutos, y su compañera televisiva tuvo que provocar nuevamente la continuación de su relato...

-“De repente... el silencio... se rompió... no eran golpes o voces extrañas a mí alrededor, sino que fue un sonido totalmente diferente algo que no esperaba, lo que consiguió sacarme de mi catatonia"

-¿Qué oíste?- La presionó nuevamente, iba a sacarle hasta la última palabra. Ya no importaban las lágrimas vertidas, ni el estupor que le había creado aquella historia, sólo el final era importante, el resultado...

-“Aplausos”

-¿Perdona? ¿Qué fue lo que oíste?- estaba desconcertada.

-"El silencio se quebró y se oyeron... aplausos..."

El periódico de aquel día decía:

Finalmente, se ha liberado el cuerpo de una joven de veinte años de los escombros, tras veintidós horas sepultada. Estaba tan débil y deshidratada que los equipos de rescate no pudieron comunicarse con ella. Sus signos vitales eran apenas perceptibles. Se vivió un emotivo momento cuando los espectadores del rescate iniciaron unos respetuosos aplausos por la labor realizada por los bomberos y médicos con el fin de obtener el rescate de aquella mujer...


Hasta la próxima desconexión!!!!!!!!!!!

sábado, 12 de septiembre de 2009

LA ENTREVISTA (I)



...

-¿Quiere que lo explique con palabras?- sonrió, con cansada ironía, la chica sentada en aquel rojo sillón de terciopelo.

-Bueno, sé que es difícil, pero ¿podrías intentarlo? Nuestra audiencia quiere conocer cómo te sentiste- la entrevistadora fijó con avidez sus ojos en aquella joven mujer. Esta entrevista iba a producir una cuota de pantalla magnífica. Empezaba a relamerse.

Los ojos de la entrevistada se volvieron opacos, sin vida. Parecía que al intentar recordar se quedara vacía, hueca. Ojalá fuera así, pero la única manera que había logrado recordar aquellos momentos, sin volver a sufrir un ataque de pánico instantáneo fue cuando empezó a distanciarse de si misma, cuando empezó a salir de su propio cuerpo, para verse desde fuera. Ahora era su propia espectadora.

-“Aquella mañana había ido al centro comercial. No tenía nada planeado, nada especial, sólo dar una vuelta, pero...”

-Sí, continua, por favor.

-“Cuando estaba en una de las tiendas, las luces comenzaron a temblar, pagándose y encendiéndose continuamente- su voz sonaba distante, monocorde, incluso parecía venir de muy lejos- creía que era un simple fallo eléctrico hasta que finalmente se apagaron. Todos estabamos algo desconcertados, y poco a poco, el temor se expandió. No había motivo para el pánico, pero algo en el ambiente estaba tenso, podíamos notarlo. Todos...
En un segundo el suelo empezó a moverse bajo mis pies y no me sostenía. Me sentía mareada y me desplomé al suelo. Mi mente no alcanzaba a darle sentido a lo que estaba pasando.
Trozos de pared resquebrajándose. Partes del techo viniéndose sobre mi cabeza, tuberías de agua que saltaban como cuerdas demasiado tensas, que se partían inundando la planta. Cristales cediendo en mil pedazos. Ruido, montañas de ruidos, metálicos, sordos, agudos, ensordecedores, pero sobretodo humanos. Gritos, que taladraban mis oídos, llantos, súplicas, gritos de dolor y miedo cada vez más altos, aumentando, cada vez más voces se unían a la locura de aquellos instantes.
Y yo,... seguía allí, tirada en el suelo, sin poder moverme, sin poder pensar, paralizada por dentro y por fuera...
Más ruido, más, más... hasta que llegó a ser casi era inaguantable.. Ahhhhhhhhh"-
gritó tapándose los oídos como si no pudiera soportarlo...

La periodista estaba impresionada, a pesar de que la historia la apenaba, ésta era su oportunidad de conseguir reconocimiento y no la dejaría escapar.


-¿Estás bien? ¿Necesitas agua? ¿Quieres un descanso? ¿Puedes seguir?- aquella era la pregunta crucial. La chica levantó su rostro hacía ella, inexpresivo. Ni siquiera estaba segura de que la viera, allí sentada frente a ella. Aquella persona ahora mismo era una cáscara vacía.


-“De repente- continuó en un susurro- todo estaba oscuro, polvoriento, pero, por encima de todas las cosas, estaba completamente en silencio. No podía oír nada. Absolutamente nada... Porque el edificio yacía derrumbado encima de mí. Estaba atrapada por toneladas de escombros, piedras, metales, cables,... Atrapada y sola, a oscuras y en silencio. En total silencio..., en un silencio oscuro como la noche. La noche, asfixiante, que me rodeó, en mitad del día”.

Con sus ojos aun más brillantes le dijo

- Cuéntanos ¿Qué pasó después?...

Y ella continuó su claustrofóbico relato...


Hasta la próxima desconexión!!!!!!

martes, 1 de septiembre de 2009

LA PRINCESA Y LA ROSA


La princesa estaba en pie en el centro del gran salón. Toda la Corte mantenía un tenso y prolongado silencio. Estaban a la espera de lo que iba a anunciar.
No podía seguir retrasándolo por más tiempo. Todos en el reino esperaban su desposar, pero a pesar de los numerosos pretendientes ella no aceptaba a nadie.


Hoy era el día. El rumor había cundido de boca en boca por toda la capital. Se insistía en que la princesa pondría a prueba a sus posibles esposos y debería decidir en una semana, como máximo, quién sería el futuro Rey.
La protagonista de aquel rumor, estaba insegura. No se trataba de inmadurez, caprichos egoístas o simplemente orgullo. No, era algo más sencillo. No conocía el amor. No deseaba casarse en semejantes circunstancias, pero el reino lo había exigido y se debía a él. Su privilegiada posición le requería sacrificios, y éste era uno de ellos. No podía huir.

Su esbelto cuerpo resaltaba entre la multitud congregada. Levantó una mano. En ella sostenía una hermosa y temprana rosa blanca.

-He aquí el rival que deberéis vencer para convertiros en Rey- el silencio se expandió como reguero de pólvora.


- En una semana aquel que consiga transformar esta rosa blanca en una rosa roja será llamado Mi Rey.


Los sirvientes repartieron una rosa a cada príncipe. Todos estaban sumamente desconcertados ¿Cómo era posible transformar aquella rosa? ¿Era esta una artimaña para evitar el compromiso? Pero ninguno de los competidores quería desmerecer ante los demás, por lo que asumieron el reto y se marcharon a meditar una posible solución que les acarreara un reino..........



Los días fueron pasando y los príncipes no aparecían. Todo el reino estaba ansioso por conocer las buenas nuevas.


Cada uno de los pretendientes fue llegando al castillo. Se acompañaba su entrada con música, vítores, bailes y todas las demostraciones de alegría que las gentes fueron capaces de realizar. Sin duda era una gran fiesta, para los habitantes de reino.


Había un gran contraste al acceder al Gran Salón, puesto que allí el silencio era atronador. Nada, salvo el respirar de los reunidos, podía oírse en la inmensa sala.

Uno a uno los príncipes avanzaron ante la princesa.


El primero de ellos, había pintado la rosa con una delicada pintura roja, pero a consecuencia de ese baño de color la rosa se marchitaba rápidamente. La cara de la princesa reflejó el horror que aquella visión le provocaba. Se enfureció y lo echó del reino. ¿Cómo se le había ocurrido destruir su hermosa flor de aquella manera? ¿Es que no le importaba aquel sacrificio? No, no podía ser el rey. Varios pretendientes más abandonaron el Salón puesto que habían compartido la misma resolución que el anterior.


El segundo que se atrevió a enfrentar a la princesa había cubierto la rosa con un tul rojo. Ella le agradeció que no hubiera lastimado la flor, pero aquello sólo era una apariencia, un engaño.
- No busco un Rey “en apariencia Rey”, sino uno que lo sea realmente - No podía aceptarlo.
Lo rechazó amablemente.


El tercero colocó unas lentes tintadas, sobre su rostro, y luego le mostró la misma rosa blanca. Ella sonrió ante la ocurrencia, pero tampoco lo aceptó.
-Éste es un bello truco, pero con él sólo yo puedo ver la rosa roja, y no busco un Rey que se comporte sólo ante mí como tal, sino uno que pueda ser apreciado por todos los habitantes de mi reino-.


El cuarto de los príncipes le enseñó la rosa blanca, y la hizo desaparecer entre sus manos, en su lugar apareció una hermosa rosa roja. Se postró ante sus pies y se la entregó.
-Estimado Príncipe- le dijo obligándole a levantar la vista hacia su rostro- La magia ha sido muy emocionante, pero ésta no es mi rosa, sino otra diferente, sólo la cambiaste por una nueva. Yo no deseo un Rey que pueda cambiar tan fácilmente, sino uno que sea justo, firme e inmutable cuando sea necesario-.


El quinto aspirante trajo dos mil rosas rojas y se las ofreció.

-Si tanto os gustan las rosas rojas ¿Por qué conformarse con una rosa roja si puedo entregaros miles?
-Porque sólo necesito un Rey, y no miles, mi estimado príncipe.

De este modo fue despachando a cada uno de los candidatos. La Corte empezaba a desesperarse. No encontrarían un Rey, si su actitud se mantenía.


El último de los príncipes que tuvo el valor de aproximarse a la princesa, le mostró la flor inmaculada. Se acercó más a ella, tomó su mano y se la devolvió:
- ¿No has podido transformarla?- su expresión era cautelosa.
- Ni tan siquiera lo intenté- respondió altivo el príncipe. Ella sintió como si la desafiara.


Ella estaba desconcertada y también algo desconcertada ante su inexpresivo semblante. Había un hecho que no encajaba ¿Había realizado todo el viaje para, simplemente, devolverle la rosa?


- ¿Cuál es el motivo de tu asistencia en el Gran Salón, entonces?
- Casarme con la princesa, por supuesto.


Aunque trató de disimularlo la sorpresa cubrió todos los rasgos de su rostro, por una fracción de segundo.


-Para ello debes transformar la rosa- dijo tercamente, intentando adivinar qué juego era el que aquel príncipe traía entre sus manos.
-Mi princesa- dijo utilizando el posesivo de manera especial- ¿para ganar tu corazón debo sacrificar una hermosa rosa? Tal vez lo hiciera por eso, pero no para ganar tu reino. ¿Acaso debe perecer mi rosa como la de los otros príncipes? ¿Ese es el Rey que buscáis? Que interponga sus intereses al de la “rosa”- acabó su frase en tono burlón.
-Ya demostré que no. No debes dañar la rosa- se indignó.
-¿Deseas entonces que me convierta en una mago, en un embaucador, un farsante, como los otros príncipes y trate de engañarte?- lanzó una sonrisa muy significativa al resto de los príncipes.
-No por supuesto. Todos ellos fueron rechazados.
-Entonces ¿por qué pides un imposible? ¿Por qué has provocado este revuelo?


Ella no quería responder aquella pregunta. Se sentía acorralada, y no le gustaba esa sensación. Además no sabía que pretendía realmente aquel extravagante príncipe y eso la tenía tan tensa como la cuerda de un arpa.


-De acuerdo, sino queréis dar a conocer vuestros motivos. Decidme entonces que clase de Rey queréis para vuestro reino, y sus súbditos.
-Acaso ¿queréis uno valiente?-
continuó.
-Sí.
-Aquí hay muchos valientes. ¿Queréis uno inteligente?
-Sí
-Aquí también los hay valientes y los habéis rechazado. ¿Deseáis que sea justo y honrado?
-Por supuesto
-También los había entre los presentes ¿Qué es lo que les fallaba, entonces?


La princesa realmente no lo sabía. Sólo sabía que no eran ellos. Ninguno había conseguido transformar su rosa. Su cabeza empezaba a ofuscarse. Estaba alterada y quería acabar con aquello de una vez.

-Tal vez ¿busquéis un Rey que os ame?
Finalmente no supo qué contestar a aquella pregunta. ¿Quién era aquel príncipe? Tan impertinente. Tan frustrada se sentía, que incluso estaba enojada.


-¿Es posible que “queráis uno que sea capaz de dar su sangre o su vida por su princesa y su reino?
Tras meditar durante un espacio considerable de tiempo, dijo:


-Sí.
-Pues ese soy yo
.


El perseverante candidato sacó un cuchillo de entre su ropa y se hizo un corte muy profundo en su mano izquierda. La princesa dejó escapar un grito ahogado y dio un paso atrás; pero él la sujetó con su mano sana. Aferró la muñeca de la princesa, y aproximó la rosa que ella aun conservaba en su mano. Tras lo cual dejó caer la sangre de su herida sobre los pétalos de la tan citada rosa blanca.


La princesa dejó escapar una lágrima cuando alzó su vista desde la rosa al rostro del príncipe y le suplicó que se detuviera, pero él no la escuchó, apretó su mano un poco más para que la sangre cayera más aprisa hasta que cubrió cada resquicio de la flor. Entonces aflojó la presión que ejercía sobre la muñeca de ella y la soltó.


Su llanto había empeorado sin que apenas pudiera percibirlo


- ¡Basta!- gritó.


El príncipe se apartó. Toda la audiencia estaba en silencio después del altercado. Ella sintió su ropa húmeda por el llanto y descubrió que sus ojos se habían convertido en ríos de lágrimas, que habían empapado por entero su vestido. En ese instante rasgó su salada vestimenta y vendó la mano herida del príncipe.
Él sonrió:


-Ahí tenéis vuestra rosa roja, “mi princesa


Ella se giró y la contempló. Era cierto. La rosa estaba completamente transformada.

La boda se celebró poco después.


Cuenta la leyenda que aquella rosa fue plantada nuevamente y que jamás se secó. Todas las rosas que la rodeaban se volvían rojas y en poco tiempo todo el jardín del palacio lucía carmesí, pero ninguna otra pudo, nunca, igualar el color de aquella sangrante rosa primigenia.


Hasta la próxima desconexión!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

(De regreso de las vacaciones, que faltan que hacían eh?)

jueves, 23 de julio de 2009

TRAJE NEGRO Y PELO COBRIZO


Abrí la puerta y ahí estaba él, de nuevo. Con su traje negro y su pelo cobrizo, un tanto exagerado. Se notaba con claridad que era un llamativo tinte, y aunque al principio le pareció una excentricidad, había acabado por extrañar ese pelo cuando no lo veía.
Los síntomas volvían a aparecer, sin remedio. En cuanto lo veía; en el momento de tenerlo frente a ella, sus manos temblaban, sus piernas se aflojaban, el corazón se encabritaba, sudaba más allá de lo escandaloso y, para empeorar todo un poco más, se iniciaba ese desesperante tartamudeo. No le pasaba con ninguna otra persona, con ningún otro hombre. Era ridículo y vergonzoso.

Se miraron largo rato, como siempre. No hacía, ni mucho, ni poco que se conocían, pero desde el primer encuentro, la invadió una peculiar sensación que aun no la abandonaba.
Habían coincidido en multitud de lugares, el cine, el supermercado, la bolera, incluso, en la peluquería. Y en todo ese tiempo jamás habían cruzado una palabra. Bueno para ser exactos, él jamás había pronunciado una sola sílaba, aunque ella con su tartamudeo había pronunciado sílabas por los dos, pero eso tampoco ayudó en nada a la comunicación. Estaba segura que él pensaba que era tonta, más bien, que debía tener una tara mental.

Había consultado con varios médicos, porque no lograba obtener una respuesta satisfactoria para explicar su estado de ánimo. Probó distintos tratamientos, e incluso clases de relajación y yoga, en las que por cierto también se lo encontró. Pero nada conseguía, ni mejorar su situación, ni explicarla.

Fue por ello que acudió a los únicos en los que podía confiar, aquellos que mejor la conocían. Sus amigos. Aquí hubo unanimidad. Todos le dijeron que era evidente lo que sucedía y que dejara de gastar dinero innecesariamente. Ella estaba enamorada. Ahora todo le quedaba claro. Debía ser exactamente eso. No podía ser otra cosa.

Estaba enamorada del cobrador del frac. ¿O eran todos los síntomas por causa de las deudas que aun tenía, y no sabía como pagaría?

No, no, ella estaba convencida de que era amor, ahora que se lo habían confirmado sus amigos, ellos no podían fallar. No cabía error posible. Pero entonces, ¿lo estaba engañando con el director de su banco? ¿También estaba enamorada de él? Porque cada vez que la llamaba para hablar de su hipoteca temblaba tanto que hasta tenía ganas de llorar...




Hasta la próxima desconexión!!!!!!!!!!!!!!!

miércoles, 8 de julio de 2009

RAIN/BI SAD TANGO




UN POQUITO DE MUSICA PARA ACOMPAÑAR LAS TARDES DE CALOR, NO?

Mis amigos me llaman friki, porque escucho pop coreano, sí lo sé, así dicho suena muy duro, pero es que son malas personas, jaja.

En fin que para que puedan llamarme friki con derecho, les facilito la visión de este video, no sé si como cantante les motivará, pero como bailarín a mi personalmente me parece un crack.

"Que la sigan pasando rico" y estaré de vuelta con más cositas, sólo estoy en un periódo veraniego, es decir, más bien "agobiaita de calor" por estos lares, y con poca iluminación narrativa, pero dentro de poquito se me irá pasando!!!

Adiós: annyonghi kyeseyo

Hasta la próxima desconexión!!!!!

domingo, 28 de junio de 2009

PLUMA SECA


Había mojado la pluma cien veces aquella semana. Mejor dicho, había abierto el procesador de texto, unas cien veces esa semana, pero aun seguía latiendo frente a sus ojos aquel cursor, sobre el simulado lienzo blanco. Vacío. Estaba obsesionado, con el constante palpitar de aquella barra negra. Parecía que marcaba el pulso de sus latidos, que se reflejaban en sus muñecas.

No es que estuviera sin ideas, no era exactamente eso. Más bien, las ideas se agolpaban en su cabeza, de manera confusa, sin cuerpo, difuminadas entre la nebulosa del desánimo.
Todo lo que se presentaba ante su musa, parecía, ya dicho, aburrido, repetido, vacío.
Se sentía, por momentos, lleno de ideas desechables, por momentos, vacío.

No podía seguir así. Debía entregar una novela, y aun no había una sola letra que mancillara el blanquísimo folio electrónico. Los plazos se le echaban encima. No le gustaba trabajar bajo presión. Se sentía un fraude. Cuando se encontraba entre la espada y la pared, recurría a bajos trucos de escritor, frases emotivas, grandes palabras, que se sabían ganadoras, personajes esteriotipados, todo aun más vacío. No se dedicó a esto, para ser uno más. No lo hacía por dinero, ni por la fama, no le preocupaba el número de ediciones que pudieran tener sus novelas. Todo ello, tan emocionante al principio, había dejado de ser importante. Sólo quería poder llenar los folios en blanco con verdaderas historias, con palabras reales, con sentimientos no falseados. Quería poder volver a emocionarse a sí mismo.
Pero sólo había vacío.

Comenzó a sentir algo extraño en sus entrañas. Algo que subía desde su estómago. Las arcadas empezaron a aflorar, desde lo más profundo de su ser. El corazón se le aceleró sin motivo, no podía dejar de oír una extravagante canción en su cabeza, que hacía años que no escuchaba. Era una canción sin relevancia alguna, no significaba nada para él. Su cuerpo se descontrolaba. El corazón le latía cada vez más veloz, el estomago subía y bajaba en cada arcada. La cabeza no paraba de repetir el mismo estribillo estridente.

¿Podía ser un ataque de ansiedad? No estaba seguro, pero aquella sensación, lo obligaba a ponerse en pie, aferrarse el tronco con los brazos fuertemente apretadas, como si pretendiera tranquilizar sus espasmos a base de fuerza.
Empezó a boquear como pez fuera del agua. Debía tranquilizarse o aquello podía acabar con él. Se arrastró hasta la mesa de trabajo, y de nuevo se puso frente a su ordenador. Miró fijamente el maldito cursor, único culpable de sus estado, que lo había colocado en aquella situación insostenible. Lo miró con odio, con furia, con determinación. Lo miró tanta atentamente que acompasó su respiración a su continuo movimiento. Fue aflojando sus manos, aflojando su cuerpo, había dejado de escuchar aquella canción, sin apenas darse cuenta. Sólo veía el cursor. Desafiante.

De pronto lo comprendió todo. Las lágrimas rebosaron las líneas de sus ojos, su saliva se agolpaba contra su garganta. Aun quería decir tanto. Quería escribir sobre tantas cosas. Era el miedo al fracaso, el que lo paralizaba. No es que sus ideas fueran vagas, es que las miraba como lo haría un lector.

No. Esa no era su función. Él era escritor. Esa era la única verdad que requería. Sólo necesitaba escribir para estar bien. Debía volver a comenzar. Tenía que volver a su principio. A su pasión por colocar sus dedos sobre aquellas teclas negras, cuyo sonido lo acompañaba de día y de noche.
Que importancia tenía que la idea no fuera nueva, que necesidad tenía de demostrar que era el más original. Sólo necesitaba escribir, trasmitir en sus escritos, su pasión por lo que hacía. Su estilo, era propio. Su manera de llegar a tocar el alma con palabras, eso es lo que lo había hecho único. Esa era su fuerza. Esa era su razón de ser.

Suavemente levantó sus manos, colocándolas lentamente sobre las teclas, desgastadas. Respiró. Presionó lentamente las letras. No sabía que estabas escribiendo, sus ojos anegados de lágrimas no lo dejaban apreciarlo, pero no le importaba. No era lo que debía interesarle en este momento. Sólo quería sentirse nuevamente acompañado por esos sonidos, que le calmaban el interior. La historia, los personajes, el desenlace, todo, saldría solo.

Así había sido siempre, cuando disfrutaba con escribir. La historia le hablaba a medida que escribía, ella le pedía continuar, le indicaba la senda a seguir, era tan sencillo. Ahora no podía comprender, como se había alejado tanto de aquel camino. Tanto que, sus criaturas, sus creaciones le habían retirado la palabra. Pero los traería de vuelta. Sabía que podía hacerlo. Incluso, le parecía que ya escuchaba el eco de sus nuevas voces renovadas.

-Háblenme!!!- gritó, con una nueva sonrisa en su rostro

-Háblenme!!!
Mientras sus dedos presionaban enloquecidos el teclado, llenando con simulada tinta aquel folio en blanco que lo había perseguido desde hacía tanto tiempo.


Hasta la próxima desconexión!!!!!!!!!!!!

lunes, 15 de junio de 2009

LA DISTANCIA DE LAS LÁGRIMAS






A las 16.30 horas se marchó, dejando desconsuelo.
El calor se mezclaba con el frío de los corazones,
Todos abrasados por el hielo de la tristeza.

Tras de sí, lágrimas y duelo.
Recuerdos y amarguras, destellos de pesadilla
Inacaba lucha, con final pronosticado.

Tras de sí, desdicha y respeto.
Sollozos de silencio, que se encadenan en la nuez
Pesada carga que recae en los rasados ojos.

Tras de sí, una familia acompañada en su soledad
Desaliento respirado por los reunidos
Un dolor compartido por los que se quedan atrás.

Convulsos cuerpos, manos temblorosas,
Pésames, besos salados, y despedidas,
Impotencias sentidas en el pecho.

Y la distancia, se hace grande entre lágrimas
Y la distancia, se hace grande entre suspiros
Y la distancia, se hace grande entre lamentos
Y la distancia, se hace grande, y más grande, y más...




Es la entrada más triste que he tenido que hacer.


Se la dedico a un gran amigo, que está pasando por uno de los peores momentos de su vida. Sabes que estoy aquí para lo que necesites. No es mucho lo que puedo hacer pero al menos déjame acompañarte con palabras.
Muchos abrazos y besos cariño.

Hasta la próxima desconexión!!!!

miércoles, 3 de junio de 2009

CARTAS DE RECUERDOS





Levantó su rostro apartando los ojos del papel que sostenían sus temblorosas manos. Su expresión era algo que no podría definirse con palabras. El desconcierto se desbordaba de su mente, deslizándose entre los pliegues de su razón. No lo podía creer. No podía comprender. No podía perdonarse. Se sentía miserable, triste, asustada. Decepcionada de sí misma. Él debía estar tan dolido. Tan resentido. Cómo había conseguido seguir adelante, a su lado. Era tan horrible haber olvidado todo aquello. Sus recuerdos se iban borrando, se esfumaban de su cabeza, como si se arrancaran las hojas de un libro. En poco tiempo sólo quedarían las pastas de cartón, huecas. Como ella.
Iba a sumirse en la desesperación, cuando se dio cuenta que no tenía demasiado tiempo. Cuánto duraría este momento de lucidez. Necesitaba darse prisa. Mucha prisa. Debía recompensarlo. Debía decirle que lo amaba sólo a él, antes de que su enfermedad le robara de nuevo su amor. Antes de que le quitara su primer encuentro, su primer beso, su primera noche, sus peleas, sus reconciliaciones, sus abrazos.


Él llegó a casa. Se debatía entre el deseo de verla, de poder sentirla cerca, y el desgarro que le producía que lo confundiera con otra persona, incluso con otros hombres que habían estado en su vida antes que él. Cuándo, alguna mañana tras el desayuno le decía lo mucho que lo amaba, realmente ¿a quién se lo decía? Se le dañaba el alma sólo de pensarlo. Pero no podía dejarla.
Cruzó el umbral de la puerta, con su sonrisa colocada en los labios. Sus ojos se encontraron con una imagen sorprendente y hermosa. Todas las paredes de su casa estaban cubiertas con su pequeña letra. Sus trazos le traía de vuelta la mujer de la que se había enamorado. Cada una de esas hojas apresaba uno de los recuerdos compartidos. No los había olvidado, solamente no podía recordarlos, pero seguían allí, dentro de ella. Como también estaban dentro de él.
Se detuvo en cada una de sus palabras, dejando que le invadiera aquella sensación olvidada y dando aliento a su maltrecho corazón.
De repente algo lo sacó de su entusiasmo. ¿Dónde? ¿Dónde estaba ella?


La última carta estaba sobre la mesa de la cocina, doblada y vuelta a doblar. Era su tierna despedida. Húmeda, porque las lágrimas habían hecho mella en alguna de sus redondas letras.

Mi amor, tengo miedo. No sé hasta cuando dure este instante de amarga felicidad, que me ha hecho revivir. No quiero que veas como desaparezco en vida, es como si de mí sólo quedara el envoltorio pero no hubiera nada dentro. No es justo para ti, y no puedo soportar la idea de hacerte daño. Sólo quiero que sepas que los momentos que vivimos existieron de verdad y que eres tú lo que más anhelo retener, lo que más me duele dejar. No vengas tras de mí, déjame creer que mis palabras te acompañarán, porque ellas son lo único que puedo ofrecerte, sin dañarte.
Siempre te querré…


El escrito parecía inconcluso, un trazo de bolígrafo se extendía desde la última “e”, como si no hubiese podido recordar a quién iba dirigida aquella carta…...
..
Hasta la próxima desconexión!!!!!!!!
..
PD Ya estoy de vuelta. Quiero pasarme por todos vuestros blog, tenedme paciencia que estaré al día enseguida!!

domingo, 17 de mayo de 2009

PAÑUELOS HÚMEDOS


Sus ojos estaban rojos e irritados. No había parado de llorar y lagrimear desde que se levantó en la mañana. Decenas de pañuelos de papel decoraban los estantes, los sillones la mesa de estudio, el baño. Podía decirse que era un complemento más de una absurda decoración. Su nariz moqueaba constantemente, no podía controlarse. Inclinaba su cabeza y miraba al techo solamente con objeto, de contener sus lágrimas y detener su nariz. ¡Dios! Le dolía todo el cuerpo. Su cabeza estaba abotargada y sus oídos parecían haber perdido su natural agudeza. No estaba sentada en un sillón, estaba derrumbada en él. Con las luces apagadas de la sala, se sentía morir.


¿Cómo era posible? Todo había pasado tan rápido. Hacía dos días vivía tan tranquila sumida en su rutina diaria y ahora estaba... así. Indefensa, incapaz. No deseaba ni tan siquiera levantarse para llamar por teléfono para encargar una pizza. ¿Comer? No gracias.
Y lo peor eran los ataques, cuando empezaba no podía parar. Quedaba exhausta. Sí.

Estos estornudos acabarían con ella. Cuando estornudaba por primera vez, ya no pararía hasta pasados cinco largos minutos. Parecía que su cabeza acabaría estallando.
¿Dónde demonios había cogido ese tremendo enfriamiento?


Hasta la proxima desconexión!!!!!!!

domingo, 10 de mayo de 2009

UNA SENTENCIA DE MUERTE


Todas las luces de las habitaciones estaban apagadas. La casa se sumía en una voluntaria y absoluta oscuridad. Solamente la llama de una única vela lanzaba extraños reflejos sobre las paredes del salón.
Extrañas sombras, con forma de demonio, como los que poblaban su mente aquella noche. Otra de las tantas noches, que aguardaba en silencio. Aferrando entre sus manos aquella prenda que él le había regalado al poco tiempo de conocerse. Aquella prenda que fue el primer gesto de amor que le brindó. La que le hizo albergar la esperanza de poder llegar a su frío y duro interior.

En aquel entonces aun no sabía que ese corazón en el que deseaba abrirse paso, sería el mismo que la obligara a pasar aquellas terribles e interminables noches en vela, esperándolo, confiando en su temido regreso.

Cada vez que debía partir sentía como la sangre se le quedaba congelada dentro de ella, estática. Porque cada vez que él salía a trabajar, algún otro no volvería a hacerlo nunca más. La aterraba tanto la posibilidad de cruzarse con la próxima víctima, conocerla, que fuera un típico padre de familia, con el que alguna vez, mantuviera una insignificante conversación en un ascensor, o en el mercado... Pero aún más la hacía sentirse enferma, casi como una moribunda, que fuera él quien no regresara, alguna de aquellas siniestras noches. La, siempre presente, posibilidad de no poder volver a abrazar su espalda llena de pequeñas cicatrices, de colocar sus manos sobre sus mejillas y mirarlo tiernamente a los ojos, esos ojos negros, como lo era su interior, en ocasiones. Esos ojos que la hacían estremecerse, cuando la miraban al volver a casa.

Estaba tardando demasiado. Ya debía estar de vuelta
-¿Estará herido? ¿Habrá muerto?
Eran las mismas preguntas de siempre, y el mismo silencio por respuesta.

-“Parece que ser hasta la mujer de un asesino tiene su propia rutina”- pensó.

En aquel momento, la puerta del salón se abrió sigilosamente, pero no entró nadie. Solamente una bala cruzó la estancia cortando el aire, hasta chocar, dolorosamente, contra su carne, a la altura de su estómago, introduciéndose en él, como las manos se introducen en un recipiente de agua caliente. Esa fue la sensación que tuvo, en aquel momento.
-“Así que es esto lo que se siente”- y cayó de rodillas al suelo.

Sentía que la vida se le agotaba con cada gota roja que escapada de su vientre, ensuciando el suelo.
Un extraño hombre se acercó a ella, y colocó su arma a la altura de su cabeza. Ella lo miró firmemente y sonrió. Pudo sentir la turbación del asesino.
-“No me preguntes por qué sonrío. Mañana, cuando volvamos a encontrarnos no tendré necesidad de decírtelo”Tras el estruendo de la detonación otra bala se incrustó en su cráneo.


Hasta la próxima desconexión!!!!!!!!!!!!!