jueves, 10 de junio de 2010

JUST WALK AWAY


Era viernes. Las tres de la tarde. Acabada su jornada de trabajo.


Terminó el último expediente, apagó el ordenador, cerró con llave el cajón de su escritorio y echó la llave al despacho. Hoy había sido un día difícil. Más de veinte casos en una mañana. La vida de un fiscal no era digna de envidia. Se sentía atrapado, como si el nudo de su corbata estuviera estrangulando su libertad. Las paredes se cerraban sobre su cabeza, tenía ganas de golpearla contra la puerta de madera. Para evitar llevar a cabo ese insistente pensamiento cogió las llaves de su coche, bajó al garaje, subió y se puso en camino. Tenía claro donde quería ir. Mañana no había trabajo, pero no podía creer poder llegar a mañana así.


Tardó más de cincuenta minutos en llegar, pero allí estaba. Se quitó los zapatos y los calcetines, recogió los pantalones de su traje gris y caminó por la playa hasta quedar a pocos metros del agua. Se sentó sin importarle manchar el traje. Se había quedado en mangas de camisa, se remangó.
Encendió su mp4 y escuchó una única canción “Just walk Away” de Celine Dion una y otra vez, mientras miraba el balanceo de las olas. No sabía cuanto tiempo estuvo allí pero el sol comenzaba a caer y un hormigueo persistente se apoderaba de su pierna derecha.


Poca gente quedaba en aquella playa, además era temporada baja, pero aún así se fijó en unos niños jugando dentro del agua. Dos chicos blancos y uno de color. Las gaviotas empezaban a rondar la arena vacía. Había conseguido tranquilizar el martillo que golpeaba sus sienes y su pecho y domar o, quizás dormir al león enjaulado, que peleaba en su interior.


Cuando sintió el llanto de un niño. Giró su cabeza a la derecha buscando, por instinto, explicar de donde venía aquel desconsuelo. El niño de color, no debía tener más de 10 años. Lloraba amargamente delante de su padre, totalmente empapado y en bañador, porque los otros dos niños, más o menos de su edad, le lanzaban piedras e increpaban. El padre no tuvo otro consejo que darle que él también cogiera una piedra y, literalmente, “les abriera la cabeza”. El niño, siguiendo instrucciones, lanzó una piedra contra los otros dos, pero no alcanzó a darles, iba muy carente de fuerza. No estaba en su naturaleza hacerles daño. Él como fiscal creía poder intuir esas cosas.


Comenzó la batalla de piedras por parte de los otros niños, crecidos por la casi nula respuesta del agredido. Le siguieron los insultos relativos al color de su piel. Aquello lo indignaba profundamente, incluso como espectador.


Había ido allí en busca de paz y volvía a encontrarse inmerso en violencia, injusticia e impotencia, ¿Cómo podía escapar de su escenario diario? Ya ni la pequeña playa de su niñez podía salvarlo del regusto amargo de no poder cambiar nada por más que lo intentaba, que sólo podía contemplar el racismo, la violencia, la incomprensión y la falta de juicio...sólo contemplarla o cerrar los ojos ante ella... ese seguía siendo su triste dilema no resuelto.
Hasta la próxima desconexión!!!!!!!!!!!!!

25 comentarios:

Sexygirl セシリア dijo...

PRIMIS, PRIMIS, PRIMIS soy la primera en comentar.
Como siempre mi chingu excelente relato!!!
La discriminación DIFICIL tema en cualquier lugar del mundo (triste pero cierto). Aunque tristemente no solo el color de la piel influye sino tu religión y creencias.
Sería maravilloso si todos pusieramos nuestro granito de arena.
La canción.. le gustó mucho cierto? Yo ni siquiera he visto la serie pero ya la tengo jaja.
Saludos desde la distancia mi querida amiga.

Castigadora dijo...

SEXYGIRL: Si fuiste la primera! XD. Si el racismo y la discriminación es algo que no entenderé, para mí son personas, no grupos sociales (hay de todo como en botica XD)
La canción me flipa! Y Chingú... tienes que ver la serie... ya me dirás
Besos

Anónimo dijo...

Vuelo Libre: Hombreee por fin un relato sobre este tema...ya era hora. Me encanta, es la realidad y vive con nosotros. No podemos dejarla como si no existiera, no la podemos olvidar porque nos acompaña a cada momento en mayor o menor medida. Incluso en nuestra propia educación, aunque no estemos de acuerdo o no queramos hacer daño, a veces pensamos así, decimos expresiones racistas... aunque no tengamos esa intención...porque lo llevamos dentro desde muchos siglos a tras...
Por otro lado, es un problema todavía dificil de resolver. Dificil hacer justicia.


Muy bonito, porque la violencia no se arregla con más violencia.

Saludos y buen finde. (Por una vez soy la segunda...jejeje)

Castigadora dijo...

VUELO LIBRE! Si la segunda! Eso no es el primero de los perdedores?? jaja es borma!
Si que es cierto que la educación influye, pero debemos empezar a pararnos y pensar en frio.. antes de "hablar" porque nuestros propios niños nos oyen y aprenden y eso es un círculo vicioso del que tenemos que salir!
Buen finde nena!!

Peter Pan dijo...

Buenas Castigadora

Una gran historia, cierto es que la descriminacion es dificil de tratar. Pero hay que empezara ponerle remedio, en algun momento hay que empezar

Creo haber oido, no recuerdo donde, que aun siendo todos diferentes (ya sea en creencias, costumbres, color de piel, etc) seguiria habiendo descriminacion y es algo que no se puede consentir

Con la epoca que tenemos ahora, una epoca progresista. Deberiamos abordar este tema con mayor interes para acabar de una vez por todas con esas comparaciones que no hacen ningun bien a nuestra sociedad y que solo buscan dañar a otras personas

Un saludo

Castigadora dijo...

Peter Pan: Si que es verdad que es un tema que debemos solucionar. Sobretodo en un país como el nuestro en que las culturas se mezclan continuamente y si no ponemos remedios no podremos convivir!
Gracias por pasarte
Besos

matriarca dijo...

Hola Castigadora

Una historia muy bonita me ha gustado que toques el tema del racismo con la sensibilidad que te caracteriza.

Besos

jordicine dijo...

Una historia muy bonita, como siempre. Hasta la próxima desconexión.

jonceltic dijo...

Casti, a mi también me ha pasado que tardé en pasar por tu vera, pero después de aquel incidente usurpador que tuviste, y que te tomaste un tiempo, no supue cuándo volviste, pero eso se soluciona hacièndome seguidor de tu blog ;) Ya está hecho.
Ahora al lío. Los fiscales también tienen dolor de cabeza? Supongo que las presiones que reciben deben ser asfixiantes. Sus corbatas les estrangulan la libertad, sobretodo aquella que te impide ser libre en tu ocio. Ante el mar todo se calma, hasta las ganas de llorar, cuántas veces fui a mi espigón con ánimo de sacarlo todo, y la brisa que me entraba me diluyó un catarro emocional...
Brava Casti, volveré cuando desconectes...

Belén dijo...

Me gusta más el relato que la canción, sin duda!!!

besicos

Castigadora dijo...

MATRIARCA: Gracias... no sé si merecidas palabras, pero siempre agradecida.
Besos

JORDI: Siempre encantada de que te guste y te seguiré viendo!.
Besos

JONCELTIC: No te preocupes yo le dedico menos tiempo del que me gustaría con tanto lio.
Que decirte que me gustó más tu comentario que mi propio relato! Bravo por ti
Besos

BELEN: Me alegra que te gustara el relato! De la canción decir que a mi me gusta mucho la letra, y la música, pero siempre la diversidad de gustos es lo que agranda las miras o no?
Besos

jonceltic dijo...

:$
no seas tan modesta Castigator...!

Castigadora dijo...

JONCELTIC Quién dice que lo sea? Lo que tengo es buen gusto...XD
Besos

darling dijo...

Chica, tocastes un tema que por desgracia esta a la última, el racismo, a mi siempre me ha dado mucha rabia, la gente que discrimina a otros, sea por la razon que sea, por el color de la piel, porque sea distinto a ti, por fisico, por creencia, todos somos iguales, todos somos PERSONAS, tengamos el color de piel que tengamos, todos tenemos derechos, el principal el derecho a la vida, a vivir diganamente respetandonos los unos a los otros. El otro dia salió en las noticias, a un hombre de color que lo dejo tetraplejico un chico blanco por llamarlo de alguna manera, simplemente por que era negro, y decia que no tenia derecho a vivir a España, que el era un mono, que se fueran con los suyos. Indignante expeluznante, pero una realidad. Besos

Castigadora dijo...

DARLING: Por supuesto que todos somos personas faltaría más! y no conocía la noticia que mencionas, pero tampoco es algo que nos pille de sorpresa no? No es el primer caso, ni será el último, por desgracia... Aun recuerdo las agresiones en el metro de Madrid que se televisaron... Y es que este país está lleno de diversidad y aun no sabemos como afrontarlo.. al menos algunos no saben como hacerlo... es una asignatura pendiente... No crees??

jonceltic dijo...

Casti, te acuerdas de lo que hablamos del "plagio"? pasa por mi Taberna y te alucinarás con lo que ha sucedido con una persona de mi entorno. Ésto empieza a dar asquito...

Saludín Celine !

Castigadora dijo...

Jonceltic: Ya me pasé es una verguenza! Indignante como poco... de verdad que me cabrea.
Allí te dejé lo que pienso!

Un beso

jonceltic dijo...

Me acordé de ti cuando la usurpación. Esto es la leche!

Anónimo dijo...

Ya lo decia Loquillo, frente al mar, un buen lugar para irse a olvidar...
saludos
Kpax

Silvio dijo...

Creo que me desconecté demasiado tiempo no?

No obstante, aquí estoy de vuelta.

Saludos Castigadora.

Castigadora dijo...

KPAX: Que razón tenía, como casi siempre. Encantada de verte
Un beso

SILVIO: Lo cierto que síiiii. Me alegra verte de nuevo!
Un beso

MentesSueltas dijo...

Hola, paso a dejar mi abrazo, con el cariño de siempre.

MentesSueltas

Alexander Moody dijo...

Y cuando no quede nada que salvar... Serán esos los recuerdos que quedarán de nuestro paso por la vida ?

Excelente, como siempre.
Un saludo.

Ñoco Le Bolo dijo...


¿y cómo me había perdido este relato?
Como siempre, bien hilvanado. El regusto triste y amargo debiera hacernos reflexionar en que trabajamos para que nada cambie... cuando es necesaria una suma de revoluciones individuales para acabar con el racismo y xenofobia.... cuando esto es económico y sólo afecta a los desfavorecidos, claro.

sin desconectar... besos

CR & LMA
________________________________

Castigadora dijo...

Chicos lo siento se me pasó comentarles!
Mentes sueltas tus abrazos siempre me vienen bien!
Alexander un gustazo verte.

Ñoco No podía estar mas de acuerdo nos hace falta la revolución individual y creer que podemos cambiar algo sino...
Besos para todos!