lunes, 12 de febrero de 2018


Una mañana de febrero anudó sus miedos, los trenzó muy fuerte, hasta crear una gruesa cuerda con la que formar un lazo y atrapar los sueños, que un día creyó demasiado lejos.



Hasta la próxima desconexión.

8 comentarios:

Tracy dijo...

La esencia se vende en tarros pequeños, como tus entradas y encima desconectando.
Besos.

Castigadora dijo...

Tracy, gracias. Un gusto volver así.
Besos

Beauséant dijo...

Los sueños no pueden atraparse con ninguna cuerda, pero siempre es bueno tener a los miedo atados....

Castigadora dijo...

Beauséant: Los miedos a veces nos impiden conseguir los sueños, si los "atamos" tal vez sí consigamos alcanzarlos.
Besos

Alexander Moody dijo...

Buenas noches:
He vuelto. Me alegra ver que no te has ido.

Castigadora dijo...

Alexander me encanta saber que volviste, yo ando pelín desaparecida pero tengo que regresar.
Te leo.
Besos

ñOCO Le bOLO dijo...

·.
Para la desaparecida...
Nunca los sueños estarán demasiado lejos. Convertirlos en realidades ya es algo más problemático
Un beso, y no desconecto.

La Mirada Ausente · & · Cristal Rasgado

Castigadora dijo...

¡Ñoco! ¡Volviste! Oye que tú tampoco estabas muy localizable jaja.
Pues en breve regreso. Estoy apurando estas semanas para terminar unas cosas y pasaré a leeros a todos y a retomar esto.
Ganas tengo ya.
Besos de cristal.