lunes, 21 de enero de 2008

MIEDO A LA LUNA LLENA


Un bosque. Verdes y marrones intensos. LLega la noche y todo queda a oscuras. Comienzan a surgir las estrellas de sus pequeños escondites, que las mantienen a salvo durante el día, sin que el Sol pueda rozarlas y quemarlas, con su aliento desmedido.
Un pequeño lobezno, aterrado, se mueve con sigilio, pisando la vegetación sin hacer ruido. Pero su miedo es tal y su corazón late tan fuerte que retumba en la espesura. Pum, pum, pum, cada latido golpea sus sienes sin descanso, pum, pum, pum, a cada golpe las hojas de los árboles se caen a su paso, pum, pum, pum. Cualquier cazador daría con él en un segundo. Pero miedo, su terror, no procede de esa posibilidad, no.
Se acerca el momento, ya puede olerla, casi está en todo su explendor. Ha intentado huir de ella, desde... siempre, cada vez inventa algo nuevo, pero esta noche, no sabe que hacer, ya no tiene ideas propias, comienza a despertarse la bestia.
Cada vez que hay luna llena, el lobezno ve como su existencia cambia, de repente, no tiene pelo por todo el cuerpo, su torso se estira y se mantiene en dos patas, sus garras se recortan, su instinto mengua, sus colmillos desaparecen bajo la piel lisa de su cara. Deforme cara de ser humano. Sus ojos se redondean y no puede oler el bosque aunque siga en él, no puede ver las criaturas que habitan en sus madrigueras, aunque las busque.
La bestia se despierta. No comprende, por qué cuando está en ese estado la gente no le teme, y cuando se acerca en su forma primigenia, corren asustados o le disparan sin piedad, sin motivo. Es en es momento cuando realmente deberían aterrarse al verlo llegar.
Es un hombre!! Con instintos de hombre, destrucción, venganza, violencia, abandono, desesperación, maldad... Primero fue el rencor, nunca antes había sentido algo así. Después la venganza, la envidia, el deseo de hacer daño, la despreocupación por lo ajeno, sobretodo por el medio que le rodea. Más tarde el instinto asesino (no es que no pudiera comprender esa sensación, pero sólo la sentía cuando iba a cazar para comer) el maltrato sin motivo, el abandono de sus propios hijos en cubos de basura (su manada nunca haría eso con un cachorro) su falta de unión, su individualismo, su retorcida manera de manejar las circusntancias en beneficio propio, su ambición... Y podría seguir, pero nunca acabaría.
No! No! No quería ser un hombre, prefería el odio sin sentido que le ofrecían cuando era lobo, a la comprensión de lo cotidiano cuando era humano. ¿Por qué no acababan con él cuando realmente lo merecía? No quería volver a pasar por aquello, se sentía sucio, maldito, no! Prefería su vida en su bosque luchando por vivir entre los suyos, con las reglas de la naturaleza, la única Jueza. No esa Justicia, como la llaman los hombres, que puede mantener en la cárcel a un padre de familia que roba pan para sus hijos, pero que no consigue encerrar a los capos de la droga que acaban con familias enteras desde la distancia. Que persigue a los ladrones de guante blanco, pero no a los que se manchan las manos con la sangre de su compañera, que permite que los animales sufran los caprichos de los "dueños", como si un ser vivo pudiera pertenecer a otro, sin más, una propiedad...

Siente frio, su cuerpo comienza la transformación.
Ya no quedaba tiempo! Auuuuuuuu! auuuuuuuu!!!! (Aulla pidiendo que no pase, no sabe rezar, pero suplica a lo que tenga poder para pararlo) Auuu.....(....) Qué?

No!!!! Llora y grita, se limpia su deforme rostro humano con sus recién adquiridas manos.
Vuelve a ser un mostruo. OTRA NOCHE DE LUNA LLENA.

Hasta la próxima desconexión!!!!

20 comentarios:

Madame Vaudeville dijo...

No me lo puedo creer!!! Tenía esa imagen reservada para poner en el cabaret esta noche de luna llena y hablar de mujeres lobo, en mi caso... Y mire, ya no lo voy a hacer. Me reservaré para otro día, ya que he disfrutado tanto de su relatillo nocturno.
No se olvide de aullarle a la Luna llena...
Besos lunáticos
Auuuuuuuuuuuuuu!!!
Y lametones de loba salvaje

Miguelo dijo...

muy bueno. y lo de los instintos del hobre, muy acertados

un abrazo

el_iluso_careta dijo...

ME HICISTE ACORDAR DE LOBO HOMBRE EN PARIS DE LA UNION..

MATEO dijo...

Un texto subrealista, realista, fetichista, naturalista pero sobre todo muy reflexivo. Pobres lobos, pobres humanos... El problema real ses saber cuales son mas animales.

Castigadora dijo...

MADAME: Siento haberte pisado la idea, pero esté presta a saber con que la has sustituido!

Besos

MIGUELO: Gracias! es fácil sólo hay que ver lo que nos rodea en el mundo hoy día!

Besos

ILUSO: Como no! La escribí escuchando esa canción!

Besos!!

MATEO: Eso mismo se preguntaba el lobo ¿Cuando soy más animal?

Besos!

jordicine dijo...

Buen post... en día de luna llena. Qué miedo! Oir el latido de tu propio corazón es algo espeluznante, lo tengo claro. Y sí, muchas veces los hombres se comportan peor que los animales. Hay que cambiarlo! Besos.

Castigadora dijo...

JORDI: Te aseguro que hasta que no me lo dijeron no sabía que ayer era luna llena!
Los animales a veces muestran más sentido de la oportunidad que los hombres y eso es algo que debería avergonzarnos

Besosss

carlota dijo...

Muy, muy bueno, Castigadora...me dejaste impresionada con este relato, además de imaginativo, bello. ¿No te habrá pasado a tí, jaja? Parece que estuvieses en su piel...Un beso, preciosa.

Arcángel Mirón dijo...

Sentí pena por el lobo indefenso. No le enseñaron a vivir en la selva de asfalto.

sr Miyagi dijo...

Me ha gustado mucho. Pobre lobezno...

zanzara dijo...

La verdad es que sí, muchas veces somos peor que los animales salvajes... Deberíamos pararnos a pensar un oco más en todo, ya qeu somos lo únicos que podemos hacerlo y parece que poco lo utilizamos...

Un beso.

Mandarina azul dijo...

Qué metáfora tan buena, Castigadora.
Me quedo con un regustillo agridulce después de leerte.
Agrio por la tremenda verdad que encierra tu historia acerca del hombre; dulce porque es un relato fantástico.

¡Un beso, niña!

Ah, y la fotografía me encanta. Auuuuuuuuuuuuuu.... ;)

yo mismo dijo...

siempre es un gusto leer como juegas con la oscuridad, como hablas sin hablar, como describes algo sin hacer, como nos haces pensar y nos dejas siempre así, con medias sensaciones... estoy con manda. genial.

un besito.

Castigadora dijo...

CARLOTA: Como lo supiste? Auuuuuu!!!!

Besos!!

ARCÁNGEL: Exactamente! Él tenía más miedo a la selva de asfalto que ellos a él.

MIYAGI: Gracias, por pasarte. Pobres de los hombres!

Besos!!

ZANZARA: Si que usamos nuestra cabeza pero no para pensar en estos temas como bien dices, parace que debemos desarrollar más la enpatía, no?

Besos

MANDA: Me halagan tus palabras, no es tan buena, pero si intento que el mensaje llegue. Gracias guapa

Besos!

MISMO: Creo que me concedes más merito del que tengo, pero gracias, viniendo de tí siempre es una satisfacción mayor.

Besos!!

Möbius el Crononauta dijo...

Si volviera a nacer me gustaría ser un lobo solitario que aulla a la luna y caza en manada de vez en cuando.

Castigadora dijo...

MÖBIUS: Ese es un sueño que se me repite a menudo, ser un pequeño lobo que vive en libertad, en manada, aullando a la luna.

Nos vemos por el Bosque!

Luna Carmesi dijo...

Mmmm
Muy bien!
Y casi por un dia no coincides con la luna llena (el 22).
Es que yo lo de la luna lo voy controlando... que si no las mareas se descontrolan!
:-P

Castigadora dijo...

LUNA: Fíjate, ni me había dado cuenta!

Saludos!

kiri-dido dijo...

Hola lobita:-). Muy bueno el relato y pobre lobezno...y muy sabio. COn el fin de semana han llegado regalitos y hay uno para ti en la casa del trici:-). Bss.

Castigadora dijo...

KIRI: Si que era listo el lobito, al menos más que algunos.

Me pasé por tu casa gracias por tu premio me hizo ilusión

Nos vemos peque!