martes, 23 de septiembre de 2008

¿ME OYES?


El niño reposaba la cabeza en su brazo, estaba profundamente dormido, por fin. Aun podía sentir la conmoción que había sufrido aquella tarde. Tras su charla se había ido apaciguando, justo lo contrario que le ocurría a él.


Su hijo David había visto como un alumno del colegio, varios años mayor que él, se abalanzaba sobre su profesor y lo golpeaba salvajemente, mientras le gritaba improperios, sin sentido. Tanto él como sus compañeros, se habían quedado mudos, quietos, como si fueran estatuas de piedra. La sorpresa los convirtió en espectadores involuntarios, de un espectáculo, que distaba mucho de ser, cuando menos, soportable.
Tardaron sólo unos minutos en acudir en su socorro, pero para David transcurrieron horas, al menos eso le pareció. Cuando consiguieron reducirlo, su profesor, estaba totalmente desfigurado, corría su sangre, por el suelo, y apenas se movía, pero lo que más le llamó la atención fue ver sus lágrimas mezcladas con la sangre. Le corrían por la cara, como si fuera un niño de la misma edad que su alumno.

David no estaba acostumbrado a aquello, su padre jamás le había pegado, su familia no era violenta, y la única violencia que veía era en las películas de la televisión, y en ellas, el personaje bueno, el que no tenía culpa, el que se veía arrastrado por la locura de los demás, recibía los golpes pero se levantaba con un pequeño corte en la cara, y seguía adelante en la película, sin lágrimas, sin dolor, como si su posición de inocencia le protegiera de lo que los demás le estaban haciendo.
En este día aprendió lo falsas que podían ser las secuencias de las películas, y su cabeza giraba entorno a las imágenes que había presenciado, la injusticia que realizó aquel chico.
David contaba solamente con cinco años y se había hecho preguntas sobre todo lo vivido, preguntas que obviamente le tocó responder a su padre:
- Ese chico ¿por qué le pegó a mi profe?
- Pues, lo cierto, es que no se los motivos, pero nunca se debe pegar a nadie.
- Tú siempre me dices eso, no pegues a los demás niños.
- Claro.
- Dime, ¿él no tiene un papá que le diga esas cosas? No pegues a los niños, ni a los profesores.
- Sí, claro que debe tenerlo, pero no siempre se les hace caso a los padres. ¿O es qué tú me haces siempre caso?
- En eso sí. ¿Estará bien el profe?
- No te preocupes dentro de poco volverá al colegio.
- Y ¿el chico?
- No, él no.


Su respuesta debió tranquilizarlo bastante, porque fue entonces cuando se durmió, no había conseguido serenarlo en todo el día. Se sentía mal, al saber que su hijo había estado presente en semejante situación con su edad. Muy pronto había percibido lo "malo" que había en el mundo, sentía como si parte de la ingenuidad que tenía se hubiera esfumado, eso lo ponía realmente triste.


Seguía dándole vueltas a la pregunta: “¿él no tiene un papá que le diga esas cosas?” No era tan sencillo, a veces no sabemos escuchar a nuestros hijos, y desaprovechamos la oportunidad de darles la respuesta que buscan, otras no nos hacen caso, y cierran sus oídos, y sobretodo su mente, a nuestro consejo, incluso hay ocasiones en que no estamos allí para escuchar sus preguntas, y deben responderse solos.
Antes de quedarse dormido, abrazado a su hijo, llegó a la conclusión de que era una mala época para ser niño, y eso los hacía crecer muy deprisa, faltos de la inocencia que correspondía a su temprana edad, pero también era una mala época para ser padre, y los hacía desistir muy deprisa, ¿se daría por vencido con su hijo, como muchos de los padres que conocía?...


Hasta la próxima desconexión!!!!!!!!!!!!!

24 comentarios:

el_iluso_careta dijo...

hermoso como siempre...
beso...
escuchando 02 - 12 Carasl\Polifemo - Polifemo (1976)

Clodovico dijo...

Uff que gore, por cierto, eres toda una visionaria, te has adelantado a lo que serán mis próximos post jeje ;)
Sigue escribiendo así, me encanta.

Arcángel Mirón dijo...

Uno, en buena medida, es aquello que aprende.

Un abrazo, nena.

Herman dijo...

Coincido con Gilda, uno es en gran medida lo que aprende. Pero también puede uno hacer oídos sordos a lo que aprende, y supongo que de ahí procede el título de tu relato. Es terrible que un alumno pegue a su profesor, pero por desgracia empieza a ser algo frecuente. Vivimos en una sociedad enferma. Besos, Castigadora.

Carlota dijo...

Sí es mala época para ser niños, sobre todo cuando se convierten en niños de la llave, y llegan a casa y no tienen a sus padres a su disposición, aunque sé que lo importante es la calidad y no la cantidad... pero es verdad que muchas veces se llega cansados, y prevalece ese cansancio a las ganas de contestar a sus preguntas. Gracias por este post, y recordarnos lo realmente importante. Un besuco.

MATEO dijo...

Será mala epoca para habe nacido y ver como lo que ayer era maravilloso hoy todo parecen acabar con un control alt suprimir?

besos.
gracias por estar ahi.

Mityu dijo...

Los tiempos siempre son difíciles, por un motivo u otro. Antes, en un antes muy inmediato, los niños crecían en un ambiente de respeto, pero también de una rectitud que les impedía tener derechos sobre su propio destino. Nacían en un ambiente, en un oficio, en una costumbtre. Hay tantos modos de ser difícil un tiempo... pero siempre sobrevivimos. Con valor y coraje. No queda otra.
Un abrazo

jordicine dijo...

Negro, negro como siempre. Te va lo gore. Ja ja ja. Me ha gustado, como siempre.

mas de mi que de... lirio dijo...

Hoy estoy sensiblona así solo te dejo muchos besos y la esperanza de que entre todos logremos darle algo mejor a los que guiaran este mundo mañana por que si no, creo que todo ya esta perdido.

Castigadora dijo...

ILUSO: Una ilusión verte, como siempre.

besos

CLODO: Gore? pero si lo suavicé un poco. No me digas que destripé tus tiras cómicas, jajaja, seguro que no.

Besos

ARCANGEL: Dicen que uno es lo que mama, no se si es así 100% pero si no debe serlo al 90%
Besos

HERMAN: El título hace referencia tanto a los hijos que no escuchan a sus padres como a los padres que no se paran a escuchar a sus hijos, para mi ese es uno de los grandes problemas de la sociedad que tú al igual que yo vemos enferma.
Besos

CARLOTA: Los niños de la llave, que triste realidad. Igual que los padres que piden ayuda para controlar a sus hijos, más realidad y más triste.
Besos

MATEO: Antes todo era maravilloso, no en todos los sentidos, pero al menos algunas de las tristezas que nos afligen hoy no eran parte del pasado y eso es una batalla que hemos perdido.
Besos. Siempre ahí.

MITYU tienes mucha razón,siempre hay difultades, y todos los tiempos son difíciles, pero estos además van cargados de ligereza en los principios, cierto es que antes tal vez la rectitud y el respeto llegaban a ser despóticos, pero hoy día hablamos de niños que no han aprendido a convivir con los demás cuando lleguen a adultos, ¿qué pasará?

Besos

JORDI: Negro sí, Gore? jo y eso que lo intenté pero no lo consegui a ver en el próximo si lo logro, sino recuerdame que te debo una historia con un bonito final.
Besos

LIRIO Siento que estés triste ánimo compañera. Yo también espero que los que gobernarán mañana obtengan de nosotros el buen ejemplo que debemos darles.

Un beso

El Doc 9 dijo...

hacia tiempo que no pasaba Castigadora, te felicito, para Apuntar

amor en libertad dijo...

menos mal que mi niña de 7 años no ha presenciado nunca eso

bs

s

Libertad amor dijo...

es difícil ser padre, pero con amor se puede todo.

bs.

tetealca dijo...

La verdad es que pegar al profesor se está convirtiendo en deporte nacional, me alegro de no estar en su pellejo.
Sobre padres e hijos, yo a menudo digo que nosotros somos los adultos, y los que tenemos que aprender a escuchar. Y También a tragarnos lo que escuchemos, pues si a continuación viene la bronca por que lo que hemos escuchado no nos gusta, nos estaremos cerrando esa puerta.


Te felicito por tu relato da que pensar.

darling dijo...

La verdad es que la violencia nunca lleva a nada, sólo a la destrucción. Por desgracia cada vez se ven más casos de violencias entre menores. Yo tengo una hija como tu sabes, es muy pequeña todavia, pero espero que a lo largo de su vida nunca le toque nada de esto. El mundo cada vez esta peor .... no se si se podra hacer algo para remediarlo. Buen tema para escribir amiga, creo saber porque as sacado este tema, besitos hasta la proxima.

Luchete dijo...

Jo q bueno... de veras q sí... me estoy llegando a afiocionar a estas historias de los blogs, q me encantan, de veras q sí!

Un abarzo, buen post, pasa buena semani!!!

Castigadora dijo...

DOC: Que bueno volver a verte! Gracias por tu comentario.
Saludos

AMOR: Es dificil también ser hijo, pero tal vez tengas razón, y con amor se puede todo.
Saludos

TETEALCA: Como siga así lo de pegar al profesor se quedará corto.
Tienes mucha, pero mucha razón, si no escuchamos lo que nos dicen, como vamos a rebatirlo. Como contra argumentamos. Necesitamos escucharnos todos un poco más
Saludos

DARLING: Yo también espero que tu niña nunca se vea en medio de estas situaciones, pero lo que más deseo es que directamente estas escenas desaparezcan del horizonte de los niños. Circunstancia ésta que aun veo lejos de lograr. Esperemos que algún día esto suceda.
Besos

LUCHETE: Gracias! A mi también me enganchan los relatos de los blog. Hay muy buenos escritos por la red, es una gozada leerlos
Saludos

Ñoco Le Bolo dijo...

Ni desconecto ni dejo castigo...

Malos tiempos para ser profesor... también.
...para ser niño... para ser padre...
malos tiempos.

Pero en la educación está el futuro.

Buenos tiempos para mantener la esperanza de que las cosas cambien...
de ofrecer un mundo mejor a los que vengan detrás.

Tal vez, padre e hijo hayan aprendido una lección...
que le profesor ya sabía.

Beso. Un excelente post.

Castigadora dijo...

ÑOCO: Te extrañaba. Cuando dices "en la educación está el futuro" creo que das en el clavo. Cuando te enseñan a respetar, no sólo con palabras sino con hechos, cuando puedes comprobar fehacientemente como son realmente las personas que no son violentas, cuando te educan dentro de los valores morales (y no hablo de religión, sino de civismo y cultura) entonces puedes ser una persona y podrás instruir a otros en ese camino

Muchos besos

Anónimo dijo...

Petardilla: Hola casti, veo que te interesan mucho los nenes ultimamente... ¿se te ha despertado el instinto maternal o que? jeje...

Bueno como siempre con temas interesantes... los niños, el futuro... lo veo tan negro como la historia, siempre han habido tiempos duros y difíciles sobre todo en las guerras, los niños que actualmente las están viviendo, esos si que viven tiempos difíciles y como nos quedan tan lejos... pensamos que estos son los peores claro...
De todos modos, no le veo futuro al mundo, una sociedad enferma de todo... es lo que me parece que es esta. ya sé que esto que digo es más triste que tu relato... jaja... que ya es dificil..., pero es lo que pienso y no me gustaría tener un hijo en estas condiciones, que sufrimiento!!!

Bueno hasta la proxima, te dejo, tanta tristeza no puedo...
Besitos y amor.. para todos

Castigadora dijo...

PETARDILLA: Los nenes no me interesan (más lo hombres, jajaja) el instinto maternal, corres tú más peligro que yo con eso.
Es cierto que los niños de la guerra sufren muchísimo, eso nadie lo pone en duda, pero cada niño tiene su propia guerra en la que luchar.
No creo que debamos tener una visión tan fatalista del mundo, aun quedan cosas buenas en él y sobretodo tenemos que tener confianza en que puede cambiar. Tal vez tu hijo, si lo educas bien, sea parte de ese cambio.

Besos Y sigue aumentando el record

matriarca dijo...

casti ser padre siempre sera dificil. A ser padre nadie te enseña y a los hijos ahi que darles mucho cariño enseñarles valores y respeto hacia los demas y a ellos mismos
casti me gustan todo lo que escribes
Muchos besos

Alexander Moody dijo...

Por qué Gore ???. No lo entiendo. Me parece más realista y común de lo que debería ser.

La comunicación, hoy día, no tiene precio. O sí*

*( Precio de consulta clínica psicológica )

Castigadora dijo...

MATRIARCA: Siempre será una tarea difícil eso es cierto.
Un beso

ALEXANDER: A mi también me lo parece, lo malo es que a nuestros hijos a nuestro futuro también le parezca de lo más realista.

Besos