jueves, 23 de julio de 2009

TRAJE NEGRO Y PELO COBRIZO


Abrí la puerta y ahí estaba él, de nuevo. Con su traje negro y su pelo cobrizo, un tanto exagerado. Se notaba con claridad que era un llamativo tinte, y aunque al principio le pareció una excentricidad, había acabado por extrañar ese pelo cuando no lo veía.
Los síntomas volvían a aparecer, sin remedio. En cuanto lo veía; en el momento de tenerlo frente a ella, sus manos temblaban, sus piernas se aflojaban, el corazón se encabritaba, sudaba más allá de lo escandaloso y, para empeorar todo un poco más, se iniciaba ese desesperante tartamudeo. No le pasaba con ninguna otra persona, con ningún otro hombre. Era ridículo y vergonzoso.

Se miraron largo rato, como siempre. No hacía, ni mucho, ni poco que se conocían, pero desde el primer encuentro, la invadió una peculiar sensación que aun no la abandonaba.
Habían coincidido en multitud de lugares, el cine, el supermercado, la bolera, incluso, en la peluquería. Y en todo ese tiempo jamás habían cruzado una palabra. Bueno para ser exactos, él jamás había pronunciado una sola sílaba, aunque ella con su tartamudeo había pronunciado sílabas por los dos, pero eso tampoco ayudó en nada a la comunicación. Estaba segura que él pensaba que era tonta, más bien, que debía tener una tara mental.

Había consultado con varios médicos, porque no lograba obtener una respuesta satisfactoria para explicar su estado de ánimo. Probó distintos tratamientos, e incluso clases de relajación y yoga, en las que por cierto también se lo encontró. Pero nada conseguía, ni mejorar su situación, ni explicarla.

Fue por ello que acudió a los únicos en los que podía confiar, aquellos que mejor la conocían. Sus amigos. Aquí hubo unanimidad. Todos le dijeron que era evidente lo que sucedía y que dejara de gastar dinero innecesariamente. Ella estaba enamorada. Ahora todo le quedaba claro. Debía ser exactamente eso. No podía ser otra cosa.

Estaba enamorada del cobrador del frac. ¿O eran todos los síntomas por causa de las deudas que aun tenía, y no sabía como pagaría?

No, no, ella estaba convencida de que era amor, ahora que se lo habían confirmado sus amigos, ellos no podían fallar. No cabía error posible. Pero entonces, ¿lo estaba engañando con el director de su banco? ¿También estaba enamorada de él? Porque cada vez que la llamaba para hablar de su hipoteca temblaba tanto que hasta tenía ganas de llorar...




Hasta la próxima desconexión!!!!!!!!!!!!!!!

14 comentarios:

mas de mi que de... lirio dijo...

Eres genial!!!
No hay forma de saber donde me vas a llevar y eso me encanta de tus escritos. Siempre tienen un final inesperado.

Besos desde mi alma en calma.

tetealca dijo...

Muy divertido el relato, Casti. Ya sólo le falta enamorarse del de la oficina de embargos.

Anónimo dijo...

Vuelo Libre: Si, crees que te enamoras de los que te maltratan. Cuando los dejas crees que no puedes vivir sin ellos. Es una relación dificil... pero...lo mejor es "que le corten la cabeza" a todos jajaja. Como te metes en mi piel. Es que el Frac siempre me ha puesto mucho...Soy así...
Como siempre... muy bueno. Sabes lo que es sufrir.

Besos.

Alexander Moody dijo...

Muy divertido y fresco. Justo lo que necesitaba con la que está cayendo ahora en nuestra Málaga querida.

Bss!

eSadElBlOg dijo...

ahhhhh que bueno!!!
Casti, siempre me sorprendes. Hace días que no paso, ya sabes voy a rachas, pero me muero de sueño, mañana seguiré con lo atrasado que seguro que tienes joyitas por ahí.

Besos

matriarca dijo...

Hola casti

Muy bueno como siempre.
Me encanta todo lo que escribes.

Enhorabuena

MATEO dijo...

Rayos! esta resecion economica nos tiene jodidos... y tartamudos!

Möbius el Crononauta dijo...

Comenzó con un amor en crisis... ¿y como acabó? A lo mejor se fue con otro, por el interés...

Saludos

Castigadora dijo...

LIRIO: Gracias, intento que la lectura sea amena. Me encanta que lo pases bien con ella
Besos

TETEALCA: Uy! Ni lo digas, vaya a ser que se monte una orgia con tanto candidato!
Besos

VUELO LIBRE: Cada día estás más loca (a ti si que te tendríamos que cortar la cabeza) Te enamoras de los que te hacen sufrir? Puede que fuera una sufridora nata y no lo supiera? Lo meditaré.
Besos loca!

ALEXANDER: Oh si!! Que no se como vamos a aguantar con estos días de terral!! En fin, fresco como el verano, lo tengo fresco!! Jaja
Besos

ESADELBLOG: Cuanto tiempo!! Te extrañé. Tu descansa que es lo mejor, esto de aquí no sale corriendo!!
Besos

MATRIARCA; Hacía mucho que no dejabas letras en este espacio.
Besos

MATEO: Si sólo fuera eso. Además nos tiene asustados, y en el peor de los casos medio locos, como ésta!
Besos

MÖBIUS: Jajaja. Me encantó tu comentario. Si es así es que tendría complejo de banquera no?
Besos

Silvio dijo...

El amor, ese dorado fetiche...
Podría tejer elucubraciones hasta el infinito.


Te dejo un saludo. Te espero por mi espacio.

Luchete dijo...

Espero q tu ausencia por estos lares se deba a q estás disfrutando del verani...

Un abrazo grande y pasabuena semani!

Ñoco Le Bolo dijo...

… con la mirada sin desconectar…

¿Son acaso esos los amores que matan? En fin, miraré a ver si me encuentro a la mujer del frac.

... besos sin castigar

CR & LMA
____________________________

Luchete dijo...

Se echa de menos pasar por aquí y leer tus relatos Casti... espero que estés pasando un gran verano, un abrazo grandote!

Castigadora dijo...

SILVIO: Me paso en un rato!
Besos

LUCHETE: Me calaste rápido! Si vacaciones!!!!!!!! Pero ya estoy de vuelta, espero que tu hayas disfrutado alegremente de las tuyas!!!
Besos. Eres un solete!

ÑOCO: Creo que estos son los amores perros! jajaja. No la busques ella te encontrará cuando toque!
Besos