martes, 24 de febrero de 2009

EL ÚLTIMO TREN


"-Siempre me pasa lo mismo. Me doy cuenta de las cosas importantes, en el último momento, justo cuando casi no queda tiempo. Es como si estuviera corriendo durante todo el día, para llegar exhausta y sudada a la estación del tren y coger el último que sale en el día.

-Pero eso no importa.

-¿Qué?

-Que eso no importa. No importa si es el último o el primer tren del día, si al final te lleva a tu destino. Que importa si tienes que correr para cogerlo. Acabarás llegando de todos modos, ¿no?"


No recordaba donde había oído esto antes. Tal vez lo había leído, o era una escena de una película, puede que incluso, fuera un recuerdo de otra vida. Pero sin saber como, de repente, se coló en su mente, como las hojas de los árboles son atraídas por el viento, suavemente, sin apenas darse cuenta, hasta que ya estaba allí, sin dejar de martillar sus pensamientos.


Se levantó dejó una nota en el escritorio. Sabía lo que debía hacer. Tal vez era hora de desempolvar sus zapatillas de deporte, y salir corriendo.

Quién sabe, tal vez no era aun demasiado tarde y pudiera llegar a coger el último tren.



Hasta la próxima desconexión!!!!

22 comentarios:

el_iluso_careta dijo...

siempre tan bonito lo que escribís amiga...un beso...

Clodovico dijo...

Puede que el destino pueda cambiar depende el tren que cojamos.. aunque hay destinos inevitables como la muerte, ¿te refieres a eso?
Bonito y da para pensar, me ha gustado ;)
Saludos!

Cecy dijo...

Es verdad no importa si es el último sino que lleguemos a tiempo.

Besos Casti.

Como siempre un placer leerte.

Ñoco Le Bolo dijo...

ni desconecto ni castigo...

Siempre salen trenes y vivimos en trenes. Cuando corremos tras otro lo importante no es alcanzarlo sino estar seguro de que no es otro vagón equivocado.

ñ

tetealca dijo...

Yo no es que sea muy previsor o muy controlador, pero creo que no es bueno dejarlo todo para el último momento, porque de esa manera, sin querer, se pierden muchas oportunidades y al final se convierte en un hábito que cuesta cambiar.
Al dejarlo todo para el final, no nos damos margen para corregir si algo sale mal.
Muy interesante como siempre casti.
Un beso.

la kolorada siniestra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
la kolorada siniestra dijo...

Mi papá siempre decia: "El tren pasa solo una vez en la vida, no lo dejes ir".

La experiencia me indica que tenía razón, lodeje pasar algunas veces y me arrenpentí y lo tomé otras y soy feliz de esa desición.

MATRIARCA dijo...

CASTI
YO CREO QUE EL TREN PASA MUCHAS VECES EN LA VIDA PERO LO DIFICIL ES SABER SI ES EL QUE NOS CONVIENE

MUY BUENO COMO SIEMPRE
MUCHOS BESITOS

jordicine dijo...

Tienes toda la razón. Lo importante es llegar... aunque sea tarde. Un beso y hasta pronto.

Möbius el Crononauta dijo...

Mientras nuestro propósito tenga suficiente carbón y nuestro empeño no descarrile, ¡acabaremos llegando!

Saludos

Castigadora dijo...

ILUSO: Siempre tan lindo lo que "comentás"
Besos

CLODO: Aunque parezca mentira esta vez el post no iba de la muerte. Yo no creo en el destino, sería muy aburrido que todo estuviera escrito, si tengo que creer, creo en la "multitud" de destinos
Besos

CECY: Exacto! Lo que dijiste es cierto
Besos

ÑOCO: Aunque sea el equivocados acabará llevando a algún lado no? No creo que haya trenes equivocados, sólo que no los cogemos en el momento oportuno
Besos

TETEALCA: Este post no iba tanto de oportunidades perdidas o últimas oportunidades (aunque me encanta que os haya inspirado tales comentarios) iba más sobre el aprendizaje. No importa cuanto tardemos si al final podemos comprender que es lo importante. Porque ese tren aun siendo el último del día nos llevara donde queríamos
Muchos besos

KOLO: Lo mejor es cogerlo siempre, y todos, para no arrepentirse nunca, jaja.
Besos

MATRIARCA: Eso nunca se sabe. Es la gracia de agarrar un tren, que puede (como dice Ñoco, que el vagón sea el equivocado) ir sobre seguro es difícil a veces imposible.
Besos

JORDI: Como no! La meta es la meta, cruzarlo es lo importante el puesto en el que llegues es secundario
Besos

MÖBIUS: No podía haberlo dicho mejor!
BEsos

Kpax dijo...

Bueno pues igual es cuestion de frenar un poco, y tomarse su tiempo, ya sabes el dicho, lo urgente no tiene por que ser siempre lo importante.

un saludo

Castigadora dijo...

KPAX: Tienes mucha razón a veces es cuestión de dar un paso atrás y ver el paisaje completo, mientras quede un tren podrás cogerlo

Besos

la kolorada siniestra dijo...

Casti, pasa por mi blog!!!

el Rafa dijo...

“Las oportunidades son como los trenes. Pasan una vez y el siguiente ya no es el mismo”… así solía decirme me vieja de chico. Creo que debí prestarle más atención.
Me gusto tu blog.
Volveré…

jonceltic dijo...

El último tren no parte hasta que no te subes a él, ése es el último tren.

Luchete dijo...

Siempre van a salir trenes, la cuestión es cuál coger para llegar a tiempo...buen post, como siempre compañera...

Un abrazo "casti" y que tengas buena semani"!!!

Danilo Mora dijo...

Lo malo de tomar siempre el último tren es lo imprevisible de la vida... no sabes si en tu camino caerá un árbol, un avión o te encontrarás con alguien que robrará tu tiempo.

Me ha hecho reflexionar muchísimo tu escrito amiga. Un abrazo desde costa Rica.

Castigadora dijo...

KOLO: Pasé y me emocioné! Muchas gracias
Besos

RAFA Bienvenido! Todos los amigos de la Kolo, son bien recibidos! No es el mismo tren? Puede ser, pero y si es el mismo, sólo que parece distinto, por el contexto que lo rodea?
Un saludo

LUCHETE: Llegar a tiempo? A veces no sabes que es eso, no?
BEsos

DANILO: Eso también podría pasar en el primero no?
Un beso

el Rafa dijo...

Mi vieja se refería a que ya dio una vuelta y seguramente cambio. Gracias por la calida bienvenida.

CECILIA dijo...

A mi muchas veces me dicen que "ya se te fue el tren" Yo digo; solo estoy esperando el adecuado.

Saludos chingu.

Castigadora dijo...

CECILIA: Te entiendo en eso. A mi me lo dicen también pero aun así yo siempre creo coger el último del día, pero es un viaje largo.
Sabes es una frase que escuché en Engine, de Takuya! jaja.
Si es que me inspiro mucho en esto como puedes observar.
Saludos Cecy!