domingo, 15 de febrero de 2009

MAL "HUMOR"





No sabía del todo como había ocurrido. Debió quedarse dormida. Lo único que recordaba era haber reposado su cabeza en el asiento y dejar que la música de Queen fluyera hasta sus oídos desde su reproductor.

Poco después había sentido una fuerte sacudida, que la despertó sobresaltada. En cuestión de segundos, perdió la noción del espacio, no sabía lo que estaba arriba y lo que estaba abajo, la izquierda y la derecha se alternaban en su mente, todo le daba vueltas. Su cuerpo chocaba contra los demás asientos, contra las ventanas, incluso contra los cuerpos de los demás pasajeros. El autobús estaba dando vueltas de campana. Y de pronto, todo se quedó a oscuras...


No sabía cuanto tiempo trascurrió desde que se desmayó, pero lo cierto es que se despertó y la pesadilla, no se esfumó.

El autobús reposaba boca abajo, en algún lugar de la carretera de vuelta a casa. Los cristales estaban por todas partes, habían saltado, al haberse aplastado el techo. Había cuerpos inertes por todas partes, no se oía ningún ruido, salvo el que ella misma producía. Sintió la inmensidad de la soledad, que la rodeaba.

Intentó moverse y descubrió que una de sus piernas estaba rota. El dolor al moverla fue tan intenso, que pensó que perdería el sentido de nuevo, pero logró rehacerse.

Miró a su alrededor y descubrió que el único lugar por el que podría salir de aquel amasijo de hierros era el cristal delantero. No sabía como pero debía llegar allí. Intentó deslizarse por el techo del autobús. Aparte de su pierna parecía que no tenía nada más roto.
Mientras se arrastraba sentía como se le clavaban los trozos de cristal en el cuerpo y abrían canales en su cuerpo de los que manaba su sangre. Hasta ese momento no se había fijado de lo oscura que puede ser la sangre, cuando fluye sin control, no sólo la suya, todo el interior del autobús estaba impregnado de ella, con su característico olor metálico.

De repente sintió la necesidad de oír algo más que su respiración y gritó:
-¿Hay alguien más...?- No sabía como acabar aquella pregunta. Se resistía a decir “con vida” porque eso le confirmaría lo realmente devastador que podía ser el escenario en el que se había sumergido, sin previo aviso.
-¿Hay alguien más despierto?- fue lo primero que se le vino a la cabeza.
-Aun puedo ser “políticamente correcta” hasta en situaciones así- pensaba que si bromeaba, podría superar mejor el hecho de no haber recibido respuesta a su "estudiada" pregunta. Además cuanto más hablara en voz alta menos sola se sentiría, atrapada entre los cuerpos.
Siguió intentando alcanzar el parabrisas delantero, pero con cada esfuerzo, sus energías se iban agotando, por el discurrir de su sangre. Si seguía perdiéndola a ese ritmo, ella misma empezaría a “dormirse” junto con los demás.
-No es el momento de dormirse- se decía a sí misma, mientras unas lágrimas escapan de sus ojos asustados.
-No quiero llorar, de verdad que no, pero es que las lágrimas caen solas- hablaba consigo misma sin pretenderlo, sin tan siquiera advertirlo.


Tras unos minutos angustiosos, que le parecieron días, llegó a la altura del conductor, tan inerte y sin conversación como todos los demás.

Hubiera querido poner sus dedos en el cuello del conductor y comprobar que estaba vivo, tal como apareciera en las series de televisión, pero una vez más temió confirmar sus sospechas, además ella nunca supo tomar las pulsaciones.


Su ánimo se desvanecía por momentos. ¿Qué haría? ¿Cómo iba a salir de allí? La perdida de sangre ya era realmente preocupante y sus efectos empezaban a pasalre factura, su cabeza se estaba nublando. Dentro de poco se desplomaría sin remedio.
-¿Pero por qué justo hoy? Hoy tenía que llegar temprano a casa era el último capítulo de mi serie favorita, ¿sabes? Y me quedaré sin saber el desenlace. Aaahhhh!!!!!!!!!!!!!! Ja ja ja ja. ¿No te parece gracioso? ¿Eh? ¿No te lo parece?-Bromear siempre había sido su defensa ante aquello que no podía controlar, trivializar lo que era importante, para que nadie supiera lo que realmente pensaba.

-Incluso ahora soy fiel a mi misma ¿no? No hay mejor manera de... y se dejó caer a la espera de lo inevitable.


Hasta la próxima desconexión!!!!!!

15 comentarios:

Cecy dijo...

Mecanismos de defensa, que muchas veces ayudan en momentos dificiles, para poder pasarlos.
Al menos eso sospecho.
Besos Casti.

darling dijo...

Hay que bromear, incluso cuando sepamos que se acerca el final, para que estar tristes, asi se sobrellevara mejor. Aunque pienso mejor no saber cuando te llegue, te pille de sorpresa y no te deje reaccionar. No quiero dolor .....

Ñoco Le Bolo dijo...

Ni desconecto ni castigo...

Un relato intenso con un final sorprendente... ¿o no?

Si ya la vida es una inmensa broma ¿por qué no dotarla de un ápice más que rompa su inutilidad? Sì. Quizás solo sea un mecanismo de defensa.

Un beso
_____________________________
CristalRasgado & LaMiradaAusente
_____________________________

yo mismo dijo...

pasa que lo mires por donde lo mires, ese halo oscuro y siniestro que rodea tus textos atrapa a todos los que leen en este lugar de la blogosfera.

quién sabe, quizá el humor que no perdió la mantuvo despierta hasta que un hado salvador consiguió llevarla a un lugar seguro... ¿no?

un beso.

Anónimo dijo...

Vuelo Libre: Jejeje, muy bueno, el humor lo salva todo, si hubiera más, habría menos violencia, mas alegría jajaja si, nos podíamos reir un poco más de nosotros mismos cada día. Yo lo práctico bastante, si no fuera por eso estaría "caput" jajaja. Si. Porque he tenido momentos de gran desesperación en mi vida... que ahora no sé ni como los pude superar... ufff, asi que creo que fue mi sentido del humor. Decir en el último momento me da igual jajaja y partirme.
Me salvé... espero que me salve lo que me queda jajaja. Y si no, tambien me reiré por si acaso.
La música genial, ya lo sabes.

Besos

oiril dijo...

sigues atrapándome con tus cuentos. Eres realmente buena en esto de hilar palabras y sorprender.
Un beso

Castigadora dijo...

CECY: Todos tenemos alguno, nos ayuda a pasar los malos tragos con algo de azucar, como diría Mary Poppins
Besos

DARLING: Espero que se cumpla lo que deseas pero dentro de muchiiiiisimos años
Besos

ÑOCO: La vida a veces puede ser un mal chiste, eso es cierto, dotémosle al menos de algo de "salero" no?
Besos

MISMO: Puede que tengas razón y se salvara, quien sabe, pero al menos supo sonreirse en el último momento, supo ser valiente
Besos y gracias por tus palabras de verdad me hacen ilusión!

VUELO LIBRE: Como no, la música era de esperar que te gustara. Lo de reirse de la vida es una cosa sanísima, porque de lo contrario le damos más importancia de lo que tiene a las cosas. Sobrevivir a base de humor, es algo que podía pedir para la gente a la que quiero.
Besos y a seguir riendo!

OIRIL: Gracias. Seguiré intentado hacerte caer en la telaraña de mis locas historias

Besos

Möbius el Crononauta dijo...

Bueno, si hay que irse de este mundo, que sea escuchando a Queen.

Saludos

Kiri_dido dijo...

Hay que vuelvo y me atrapas con tus relatos!!!. Realmente...es bueno tomar lo que viene con humor porque sino...duro será:-). Un beso.

Rosana P. dijo...

Tu asombroso mecanismo de defensa empatiza conmigo, ha sido leerlo y guiñarle un ojo...si, ya sabía yo por dónde me iba a salir la jugada. Es curioso que ante situaciones tan extremas (-mecedoras) consigamos sacar, entre cristales, alguna que otra risa irónica.También la toma de estas decisiones puede llegar a sacarme de quicio, pero bueno....puedo volver a re-trivializarlo. Es cíclico.
Me gusta(me refiero a tus textos).
Un abrazo.

tetealca dijo...

Estoy deacuerdo con la mayoría, pues es cierto que el humor puede ser un buen antidoto o mecanismo de defensa ante los momentos dificiles y si hay alguna forma de superarlos es así. Si no hay forma de superarlo pues por lo menos morimos bromeando.
Un abrazo.

la kolorada siniestra dijo...

IM PE CA BLE!

Que mas se puede agregar a tus maravillosos relatos?

Castigadora dijo...

MÖBIUS: Eso seguro! Si hay que escoger banda sonora para eso! Que mejor que QUEEN!
Besos

KIRI: No fue Mary Poppins la que dijo, con un poco de azucar esa pildora que os dan pasará mejor?
Besos

ROSANA P: Bienvenida al blog. Un gusto que dejaras tu comentario en mi pequeño y oscuro rincón!
Saludos

TETEALCA: Al menos será divertido hasta el final no?
Besos

KOLO: Se pueden añadir tus visitas y comentarios, que son los que hace que tenga ganas de seguir con este blog
Besos

CECILIA dijo...

Este relato me recuerda a una cancion que no hace mucho escuche que se llama JUEVES, pero es mas romantica y triste.

Me encantó tu relato chingu, como dice el dicho: Al mal tiempo buena cara.

Saludos amiga.

Castigadora dijo...

CECILIA: Jueves? la de la Oreja de Van Gogh? A mi esa canción me encanta!
Saludos chingú!