viernes, 30 de noviembre de 2007

A LA ATENCIÓN DEL VIENTO



No sé si esta carta te parecerá que llega demasiado tarde, o tal vez, ni tan siquiera te acuerdes de mi, pero no tengo más voluntad que la que guía mi mano en este momento. Sé que no puedes entenderme, que hace mucho que no nos vemos, que no se de ti, pero lo que tampoco conoces es que te tengo en mi conciencia, en mi inconsciente, dentro de mi cuerpo, en mi mente, en mi sonrisa cuando es espontánea y nadie sabe el por qué, en mis ojos entristecidos sin motivo, en mis sueños cuando me permito dormir tranquila.


Hace muchos años que dejé una parte de mi alma, de mi vida, enterrada cerca de un olivo en flor y me llevé el resto, destrozado, roto, para que la brisa del mar lo curara, esa brisa que parece que se mete entre los pliegues de mi piel, curtiéndola, endureciéndola, como las manos de los pescadores que hoy me saludan en su afán diario.


Tengo los ojos llenos de azul y el corazón envuelto en sal marina. El aroma de la mal, el ruido de las olas acalló el llanto de mis nocturnos enrojecidos e hinchados, y disimuló la necesidad de tu compañía, aquella que sentía junto a mí al caminar, y se llenó la esperanza de ilusión, creí vencer.


Ahora, cuando el efecto de la brisa en mi rostro ha pasado, vuelvo a la realidad, a la nostalgia, a la necesidad de ti. No se como ocurrió, ni cuando exactamente volví a oler las flores del olivo, a sentir su fruto entre mis manos, a percibir los campos arados bajo mis pies, y a notar el aire cargado de tristeza.


Mi visión ya no es azul, se ha llenado de tonos verdes y marrones, de polvo, del gris de los recuerdos compartidos, Hoy sé que es demasiado tarde, que ya no percibes mi deseo, que no puedo volver a ti, que no recuerdas mis manos en tu espalda, mientras andabamos.


No puedo encontrar donde enterré mi alma, mi vida, a ti. No puedo desenterrar mi corazón y entregárselo a otro, te pertenezco sin saberlo, soy un barco que no puede navegar, un animal herido, una muñeca de trapo que busca lo que ha perdido. Me avergüenzo de mi falta de coraje, de mi silencio atronador que se escapaba de mi ser y te dañaba, que te hacía sangrar.


En este instante comprendo que me dejé llevar por mi cabeza, que olvidé lo que no quería olvidar, que defraudé a mi boca, que se llenaba de promesas de amor, que empequeñecí nuestros sentimientos en un papel, que como ahora, sólo reduce la grandeza de las emociones a las dimensiones de esta carta, las convierte en planas palabras aferradas a un intento de comunicar lo que ni tan siquiera la poesía puede trasmitir de forma integra y pura, envileciendo y minimizando los detalles que nos acompañaron, que nos dieron de beber, en este choque de sensaciones, como solías llamarlo.


Ahora parece demasiado tarde, como te dije al inicio de este encuentro inesperado, ni siquiera se donde enviar esta carta, este grito de socorro de mi alma, este escrito que despliega mis esperanzas, mis miedos y mis errores. No sé si esta carta llegará a su destino, por eso ruego que como a mí te lleguen las voces de nuestras antiguas vivencias compartidas, a través del tiempo y del espacio, es por eso y todo que esta carta la dirijo al viento, esperando que te la haga llegar con el ímpetu que les falta a mis torpes palabras.


Sin más debo dejarte, aunque no lo deseo, porque esta carta se ha convertido en el único lazo que me une a ti, al menos en mi corazón, en mi imaginación, en mi esperanza y en mi fantasía.


No! no me despido de ti no me quedan fuerzas para decirte adios, o escríbeme pronto, porque sé que esa será la última frase que te dirija, no, no, no quiero dejarte, no puedo! ¿Lo hueles? son las flores del olivo, ese olor siempre me recuerda a ti. Estoy aquí sentada frente a la orilla del mar esperando que alguna gaviota me traiga noticias tuyas, aquí, aferrandome para no dar el último paso, soñando con que la brisa te hace llegar mis láfrimas, sin soltar la última esperanza, aquí, enviándole al viento esta carta".




Hasta la próxima desconexión!!!!

10 comentarios:

Meri dijo...

Hay historias pendientes que por cosa del destino o vaya usted a saber por qué se quedan retumbando en nuestra memoria día tras día..y a veces es necesario soltar un poco de todos esos sentimientos recatados que se acumulan en nuestro interior al viento para sentirnos un poco más libres..

Muy bonito :D

Feliz fin de semana guapa!

Castigadora dijo...

Meri: Al menos el soltarlos al viento te hace abrir tu alma, y repartir lo que llevas dentro en pequeños retazos que son más faciles de soportar!!!

Al menos cuéntaselo al viento!!!

Besos aireados!!

Pasitos de bebe dijo...

Hala que bonito Castigadora!! A mí me costó mucho pero al fin lo conseguí y suspiro a suspiro lo deje en el viento, tal vez se junten con los tuyos y bailen juntos un ratito, que se rocen un segundo...

Enhorabuena guapa!!

Castigadora dijo...

Pasitos!!! Por eso me encanta el viento, porque en el se nos susurran al oido historias de todas las clases alegressss y tristes.

Presta atención al viento es un chismoso!!!!

Besos bailarines!!

sr Miyagi dijo...

Vaya... Es triste realmente esa carta. Y brillante, al mismo tiempo. Amores pasados que no pueden volver.
Disfrute leyéndote! Un besazo!

DémoNan dijo...

El alma no debe enterrarse fuera de nuestro propio cuerpo, que luego un día la necesitas y mira lo que pasa :-(

sr Miyagi dijo...

Mmm Ahora que he reflexionado un poco veo más claro el significado de los olivos de un lado y el mar de otro... Tal vez no vaya de amores pasados, tal vez vaya de otro tipo de amor... Mmm, bueno, echare una segunda lectura a ver qué nuevas conclusiones saco :)

Castigadora dijo...

Demonan: es cierto luego ponte a buscarla con una ramita como el que busca agua!!

Jejeje

Besos!!

Miyagi: Umm veo que has estado despierto. De qué clase de amor crees que va ahora? jejeje.

Un besazo! campeón!

El Contrista dijo...

Cuanto timpo si escribir por aqui llevaba,en!!.Bueno me estoy poniendo al dia,jaja.
mmm,la verdad es que estoy algo confuso,yo tambien me inclinaria por que no va por amores pasados,por lo menos no de amor hacia una persona...pero hay detalles que me hacen dudar,jaja.De todas formas muy buena,aunque la verdad que ya no me sorprende!! ;P.

Besos!!

Castigadora dijo...

Contrista: Creía que me habías abandonado!!! asi que opinas como Miyagi? y no sabes de que calse amor va eh? jejejeje, es sólo una carta lanzada al viento, puede ser que vaya de dos amores distintos y unidos, pero caben todas las interpretaciones!! Me alegra que te guste, pasaré por tu casa espero que tengas alguno nuevo que mostrarme!

Muchos Besos peque!